Citroën C5: acertado cambio de rumbo

citroen-c5-1.jpg

Las primeras imágenes oficiales del nuevo Citroën C5, hacen acelerar las pulsaciones. La marca francesa viene desde hace un largo tiempo, acertando cada uno de sus movimientos, con precisión y efectividad. A fuerza de calidad y belleza.

El C5 no es la excepción.
Y además, como si fuera poco, marca un acertado cambio de rumbo.

Las imágenes del C5, nos dan a conocer a un auto que se aleja definitivamente de los modelos de la marca de generaciones anteriores, como por ejemplo el ya mítico Citroën C4.
Es cierto que, a pesar del cambio en la búsqueda estética, este Citroën sigue gustando, como los anteriores, y sigue siendo un auto con los rasgos característicos de los de la marca francesa.

Básicamente se podría decir que el C5 es fruto de una reducción a escala del C6 de la misma marca, pero con los detalles y las características estéticas propias que le imprimen mayor personalidad y prestancia. Vale decir, se interpretó el espíritu, el alma de aquel, pero se lo dotó (al C5) de un aspecto propio sin lugar a dudas.

Lo más destacado a la vista, es la enorme curvatura que se marca en la línea del techo que se confunde hacia la cola del auto con el baúl.
Los bordes redondeados son la característica principal de las líneas de este Citroën C5 que, dicho sea de paso, tiene destino de clásico de la marca.

Lo representativo de Citroën, obviamente no podían faltar en el nuevo C5. Se debemos destacar algo en particular, podemos nombrar al sistema de suspensión hidroneumática, que es tan distintivo.

Las versiones sedán y familiar, agrandan el abanico de posibilidades del Citroën C5 y asegura, además, el disfrute de todo tipo de usuarios y un auto para todo tipo de gustos.
Ahora, que ya se conocen fotos oficiales, podemos aventurar que este auto será una especie de quiebre dentro de los modelos de la marca. Enseñando un nuevo norte en lo que se refiere a líneas de diseño de sus autos, pero respetando fielmente el espíritu y los signos distintivos de Citroën.

El C5 es sin lugar a dudas un auto que marcará significativamente un antes y un después.
No sólo para Citroën.