Los circuitos de Fórmula 1 en problemas

hockenheim-desde-el-aire1

La Fórmula 1 del futuro puede deparar sorpresas inesperadas. A raíz de un año tan tumultuoso y convulsionado como el que estamos viviendo, se puede esperar cualquier cosa. De lo bueno y de lo malo, en partes y dosis iguales, todo puede ser.
Pero entre medio de las dudas aparecen algunas certezas y no son precisamente de las buenas…
Es que no es fácil hospedar a la Fórmula 1 en estos días. Primero por una cuestión de infraestructura y actualización permanente, lo que prácticamente transforma a la categoría en “asesina de escenarios” y no hablamos de escenarios cualquiera. En segundo lugar por motivos obviamente económicos.

En este caso decimos que es muy posible que para el año que viene se pierdan muchas curvas (esperemos que algunas se mantengan…) y rectas que dan forma a trazados como por ejemplo Hockenheim en Alemania y el mismísimo Monte Fují en Japón.

Lo de los alemanes estaba pautado en la alternancia entre el propio Hockenheim y Nürburgring para poder hacer frente a los altísimos costos para dar lugar a un Gran Premio. Sería un año, uno y al otro año, el otro, pero ahora los de los administradores de Hockenheim, vale decir el ayuntamiento de la ciudad, no están en condiciones de “levantar el muerto” y le han ofrecido a Bernie Ecclestone ser el promotor del evento.
A todo esto, no hay que olvidar que además de los elevados costos para hacer la carrera y lo caro de las entradas, hay que agregarle el zafarrancho descomunal que han hecho “destruyendo” uno de los más bellos circuítos de la historia, transformándolo en una pista de karting (más o menos) con una sola curva interesante y motivando el profundo desinterés de los espectadores.

Por otro lado algo similar sucede con Monte Fují, que tras haber desbancado a los de Suzuka, ahora tampoco están en condiciones de seguir desembolsando lo necesario para hacer la carrera.
La de este año, bien podría ser entonces, la última vez que los motores de Grand Prix hagan ruído en ese escenario maravilloso.
Todo complicado.