Choque entre un Lamborghini Gallardo y un Shebly GT500

No es la primera vez que vemos un accidente similar, o por lo menos uno que incluya a super autos de esos que tanto y tanto nos gustan. No será la última tampoco… Pero no por eso es que vamos a reconocer que estamos acostumbrados, cosa que seguramente nunca sucederá. A cualquiera que gusta de los autos, pone realmente los pelos de punta cada vez que vemos algo de este tipo y es que autos tan maravillosos al borde de la destrucción (o cerca, exagerando un poco) no le gusta a nadie.
En este caso vemos una particular carrera, de la cual no tenemos muchos datos que digamos (por no decir ninguno) pero que amerita ser visto tal como si estuviéramos allí.

Corto pero conciso este video muestra el complicado derrotero de un genial Lamborghini Gallardo el cual, algo descontrolado al ingresar en pista, trata de reacomodar su andar y se “encuentra” de lleno con un fenomenal Shelby GT500 al que termina impactando sin miramientos.

Los daños tras la colisión no se notan tanto en la carrocería del Shelby, que sigue su camino casi con total normalidad, pero las huellas del “encuentro cercano” en la parte delantera del bello Lamborghini son definitivamente mucho más notables y tal vez hayan producido algun daño importante en la estructura. La trompa se ve muy deformada y el tránsito sobre el asfalto se ha hecho mucho más lento, como se ve en el video de algún aficionado amateur presente en el lugar.
Destrozos y partes de las dañadas carrocerías por todas partes y el sabor amargo de estas dos bellezas sobre ruedas accidentadas. Es parte del mundo de las competiciones deportivas del mundo motor, es verdad, pero no deja de resultar lamentable.
Típica noticia de un fin de semana en el que solemos bajar las revoluciones y que nos sirve para poder poner la mirada en alguna curiosidad como ésta.
No deja de ser una pena, ya vendrán otros choques similares…