China: el viejo truco de las matrículas giratorias

patente-giratoria.jpg

¡Ay mi Dios! ¡No quiero ni imaginarme lo que serán las calles de mi querida Argentina si este “viejo invento” llega hasta nuestras tierras! Es cierto que no se trata de una nueva idea y tampoco es algo tan fuera de lo común. Eso de intentar disimular o tapar los números de la matrícula del auto debe ser tan viejo como los autos mismos, pero ahora en China este artilugio que tantos beneficios como dolores de cabeza puede provocar se vende para todo el mundo.

James Bond ya lo había sabido utilizar en una de sus clásicas películas, Goldfinger (foto) y ahora los chinos lo han desarrollado para que llegue a lo cotidiano y que no se trate de un lujo que sólo se puede dar el bueno de James.

Según los datos aportados por la agencia Reuters los números son para asustarse ya que en China, más precisamente en el sur del país, por lo menos la mitad de los conductores que han sido capturados o pescados infraganti por autoridades policiales o cámaras usan este dispositivo que les permite mediante un control en el interior del auto hacer que la placa identificatoria del auto gire mostrando de esa manera una falsa con el objetivo de evitar ser multados.

Imagínense el dolor de cabeza de las autoridades chinas… Ahora se ha lanzado una especie de caza de brujas dado que la paranoia que causa este maldito dispositivo es total. Ahora todos son sospechosos y la cosa se ha puesto brava de verdad.

El dispositivo se maneja a distancia y cuesta algo así como unos 115 dólares aunque ya se está hablando sobre la existencia de unos mucho más costosos que pueden intercambiar la patente del auto en mucho menos tiempo (3 segundos) que los más difundidos y populares.

Va entonces un aviso para los agentes policiales argentinos: señores, a aguzar la vista y a entrenar todos sus sentidos… cuando este maravilloso aparatito llegue a la Argentina será un éxito de ventas total…