Chevrolet Volt: el nuevo auto de la policía de Nueva York

Los escuadrones de la policía de diferentes partes del mundo siguen sumando a sus filas autos fenomenales y maravillosos. No es éste ni el primer ni el último caso que veremos, claro y así como alguna vez pudimos apreciar un Chevrolet Camaro policial utilizado en Abu Dhabi, ahora tenemos la chance de ver a otro producto de la marca norteamericana ponerse la gorra y agarrar el machete…
En esta oportunidad se trata del Chevrolet Volt.
Este auto ha sido elegido recientemente por la mismísima policía de la ciudad de Nueva York para ser parte de su flota de unidades destinadas al cuidado de la ley y el orden en la metrópolis norteamericana. La historia dice que el Chevrolet Volt ha recibido el más absoluto visto bueno de parte de las autoridades norteamericanas y de organizaciones gubernamentales y/o oficiales en el país del norte, pero hasta ahora la policía de la ciudad no se había volcado hacia este modelo.
Los hechos demuestran que esos mismos organismos gubernamentales, estatales o bien, como en este caso, las fuerzas de seguridad se han volcado mucho más hacia este auto que lo que lo ha hecho el público “común y corriente”. De eso no hay dudas.

La policía de Nueva York cuenta además en su flota a otros autos tales como el Chevrolet Impala y el Dodge Charger, vehículos que tiene destinados para tareas mucho más complejas que para las que tendrá destinadas a las numerosas unidades del Chevrolet Volt que tienen. El Volt patrullará las calles neoyorquinas cubriendo tareas “menores” si se quiere.
Por otro lado se sabe que una de las intenciones reales es la de que se logre una menor contaminación y en ese sentido el Volt es un medio ideal para que los constantes rastrillajes o patrullajes de la policía de la ciudad no sean tan contaminantes. Una medida que tiende definitivamente a “hacer más verde” el accionar policial en la gran ciudad yanqui. El número de las unidades del Chevrolet Volt adquiridas para accionar en Nueva York asciende ni más ni menos que a 50, las que sumadas a otros modelos (en algunos casos también “verdes”) hace un interesante número de prácticamente 430 unidades en total.
Dadas las tareas “menores” asignadas a los Volt policiales (por ejemplo traslados entre comisarías o bien ordenamiento del tránsito vehicular), se estima que el Volt policial será idéntico en todo sentido al que ya conocemos, con los únicos agregados de los equipos policiales necesarios en su interior.