Chevrolet Volt: conéctate y anda

chevrolet-volt-concept-1.jpg
Cuando era chico, jugaba a cosas que para los demás eran imposibles. Sólo para los demás eran imposibles. Para mí, no. Mis autos volaban. Mis aviones tardaban minutos en llegar a la luna y mis barcos se transformaban en misiles submarinos imposibles de alcanzar. Y todo eso existía porque yo así lo quería. El tiempo, ahora ha pasado implacable, pero mi mente sigue volando como entonces. Y sigo inventando cosas que para otros no pueden ser. Muchas veces, creo que ya no soy el único al que eso le sucede.

La realidad, (la tangible y concreta realidad) me está empezando a demostrar que esos sueños inventados se pueden volver realidad de la noche a la mañana. Me está empezando a dar la razón. Si todavía no me crees, sólo basta con que le prestes unos minutos de tu amable atención a este auto, el Chevrolet Volt.

Resulta que de un problema de esos bien intrincados, surgió la idea que fue la semilla germinal de este magnífico vehículo. Es que los costos elevadísimos de la gasolina, la feroz competencia y el cambio radical en el gusto del consumidor a nivel mundial, han hecho que las grandes terminales automotrices deban “inventar” nuevas soluciones y ofrecer nuevas propuestas. Y acá lo tenemos al Chevrolet Volt.

chevrolet-volt-concept-2.jpg

Este concept es pariente del EV1 que Chevrolet dejó de lado allá por 2002. La gente siguió pidiendo a gritos nuevas propuestas, nuevas soluciones y ahora Chevrolet decidió que era hora de relanzarlo (con notables modificaciones) bautizándolo como Volt.

¿Y qué tienen que ver esos locos sueños que yo tenía cuando era chico con este auto? te preguntarás. Lo explico: yo alguna vez también soñé que conectaba un auto a la red eléctrica de mi casa y luego salía andando. Pero nunca se lo conté a nadie. No me animaba. De repente, alguien en Chevrolet acaba de demostrar que “sufre” de mi misma locura, sólo que él lo hizo realidad.

El Volt es un híbrido que tendrá un pequeño motor de combustión de 1 litro que será en realidad el que servirá para recargar las baterías que impulsarán al auto.
El motor de combustión podrá funcionar indistintamente a gasolina, biodiesel, etanol y hasta podría llegar a funcionar con hidrógeno y se sabe que tal vez nunca haya que usarlo, ya que, como te dije, las baterías se podrán recargar directamente en la pared de tu casa.

No llevará poco tiempo pulirlo, perfeccionarlo y sacarlo a la calle. No creo esto suceda antes de 2010 o tal vez 2012. ¡Pero qué más da! Si tanto ya he esperado, puedo esperar algún tiempo más…

Tal vez pueda yo manejarlo alguna vez. Y si no, entonces mis hijos me llevarán a pasear en uno de estos. Y si no, que entonces lo hagan mis nietos, pero yo no me lo pierdo por nada del mundo.