Chevrolet Spark Woody Wagon: sólo faltan los Beach Boys

Que el Chevrolet Spark no es el modelo más bonito y logrado de toda la gama de posibilidades de la casa norteamericana, eso ya es sabido. Desde un principio, la aceptación y los comentarios de parte de los usuarios respecto de este modelo no han sido definitivamente las esperados (a pesar de que en el rubro de las prestaciones es en donde sí, efectivamente, ha recibido mejores críticas y aceptación), pero eso no ha impedido que Chevrolet Europa trate de darle una nueva vuelta de rosca al Spark y se destape presentando una versión especial de la nueva generación del modelo en cuestión, la tercera, para ser más concretos.

Se trata del Chevrolet Spark Woody Wagon, un vistoso modelo que trata (y creemos que en cierta medida lo logra de acuerdo a lo que se ve en las fotos) de recrear aquel espíritu playero, festivo y naif de los Woody Cars de los años ’50 y ’60.
¡Pero atentos! Esta variante no se producirá masivamente y es simplemente un vehículo único que es utilizado como parte de una campaña. Este Chevrolet Spark Woody Wagon está siendo exhibido en el Festival de Boardmasters, un evento que se realiza en Inglaterra hasta el día 8 de Agosto y que centra sus actividades entre exhibiciones de surfistas, jornadas de Skateboarding y algunos recitales en vivo.

El Chevrolet Spark Woody Wagon, moderna recreación de aquellos viejos y simpáticos autos que vivieron su momento de gloria en otras décadas pasadas, está decorado con sus puertas laterales y gran parte de su guardabarros trasero, simulando ser de madera de una manera formidable y trae (como para dejar las cosas en claro) una magnífica tabla de surf profesional ubicada en el techo.

La idea de Chevrolet Europa es (además de ser uno de los sponsors del evento surfístico, por supuesto), la de darle al Spark la imagen de un modelo atractivo visualmente hablando y esta promoción parece haber sido la mejor para lograr ese objetivo y para seguir tratando de hacer que los usuarios no dejen de mostrar interés.

Y a raíz de todo ésto… bien podrían surgir las preguntas: ¿qué recepción podría llegar a tener este modelo tal como lo vemos en las fotos de la nota si alguna vez Chevrolet decidiera producirlo en serie? ¿Alguien se anima a aventurar una respuesta? ¿Habría largas colas para quedarse con uno? Vaya uno a saber… mientras tanto sigo escuchando mi tema favorito de los Beach Boys