Chevrolet Matiz V8: responsabilidad de FAS

chevroletmatizfas01

Esta pequeña bestia casi amorfa y de a ratos incomprensible es responsabilidad, absoluta y total responsabilidad, de los preparadores belgas FAS (Fourdin Auto Sport) y lo están presentando ahora mismo en el Internacional Racing Show Liège, un particular show de tuneados en la ciudad de Lieja, Bélgica.

Está claro que el Chevrolet Matíz, podrá ser un compacto práctico y divertido (está de modo decir que un auto es divertido…), pero lindo… lo que se dice lindo no es precisamente. Ahora, no por eso había una imperiosa necesidad de hacer ésto.

La gente de Fourdin Auto Sport venía trabajando en el proyecto desde prácticamente bien entrado el año 2.007 y después de tanto tiempo (¿valió la pena la espera…?) se destaparon con este engendro sobre ruedas que no aporta nada de nada pero que por lo menos bastante llamativo es.
Y si hablamos de llamar la atención, eso sí, hay un punto en el que este Chevrolet Matiz FAS mueve verdaderamente a sorpresa: es que debajo de su capó (o vaya uno a saber en dónde…) le han colocado un potente motor de 7.0 litros V8 que alcanza sin el más mínimo problema los 500 CV de potencia, que han sacado directamente de un Chevrolet Corvette Z06.
¿Alguien puede explicar cómo corno hicieron para ponerle ese semejante motor a un diminuto aparato como éste? Encantados esperamos las respuestas…

Sea como sea, es real, es así y ahí está… con su virtudes (creemos que no son muchas desde lo visual) y sus defectos (aquí la lista sí que resultará un poco más extensa…) y con su aspecto a mitad de camino entre lo gracioso y lo agresivo pero sin llegar a ser ni una cosa ni la otra.

chevroletmatizfas02

Eso sí… algunos atractivos “ocultos” tiene. Vean: llega a la friolera de 260 km/h., y puede llegar desde parado hasta los 100 km/h. en apenas 3,7 segundos, cosa que definitivamente no está nada mal.
De modo que para ir resumiendo: un aparato híbrido desde lo estético y conceptual (de perfil tiene algunas cosas rescatables, pero el frontal es para el olvido), un auto a mitad de camino entre lo poco y lo innecesario pero en definitiva un coche que sorprende por sus prestaciones, dignas y propias de otros autos superiores.