Chevrolet Camaro Hot Wheels Edition

Para todos aquellos que amamos los super autos y también esos juguetes maravillosos, este auto será sin más vueltas algo perfecto. ¿Quién no ha querido alguna vez quedarse con uno de esos chiches que tantas veces hemos visto en las vitrinas de los negocios? Los amigos de Hot Wheels no será ni la primera ni la última vez que nos den el gusto y así las cosas, aquí está esta genial versión del Chevrolet Camaro Hot Wheels Edition.
En la foto superior lo vemos al Camaro real, que se puede conseguir desde ahora, junto a su “hermanito menor”

El espectacular Chevrolet Camaro Hot Wheels Edition (el real, el verdadero, el de escala 1:1 y no el de juguete escala 1:68) estará disponible en versiones con motor V6 y también con motor V8 y se lo podrá adquirir en variantes descapotable y coupé.
Hot Wheels viene haciendo sus maravillas en miniatura desde el ya lejano año de 1968 y a partir de ahora padres e hijos podrán, gracias a este auto, disfrutar con las mismas ganas y la misma pasión del mismo modelo… a tamaños diferentes.
Esta versión es especial de verdad ya que cuenta con una decoración específica para la ocasión y lo mismo sucede también con su nivel de equipamiento.

La decoración específica del auto reproduce con total exactitud a la del auto de juguete, con su coloración azul bitono y esa ancha franja de color negro que recorre la carrocería del auto longitudinalmente. Esta variante también incluye algunos otros elementos que ya hemos podido ver en el bestial y ultra radical ZL1, como los emblemas conmemorativos, la parrilla en la parte frontal del auto y el alerón trasero. El remate de la parte exterior llega de la mano de las exclusivas llantas de 21 pulgadas con detalles en negro y rojo, lo que le da definitivamente un aspecto realmente impresionante.
En el interior también la cosa está muy buena, contando además con elementos tales sistema de navegación y asientos con tapizados especiales para esta edición.

El auto estará a la venta en los Estados Unidos a principios del año 2013.