El Chevrolet Camaro ZL1 destruye el cronómetro en el Nürburgring

Una y otra vez, y ya van… otro super auto pisa el asfalto del Nordschleife para ir en busca de un tiempo que lo deje en la historia definitivamente. Claro que hay casos y casos y hay autos que no necesitan ir al viejo Nürburgring para quedar en esa historia que buscan refrendar. Ese es el caso del ya legendario Chevrolet Camaro, este gran Pony Car que ha sido llevado por la marca hasta el mismísimo Infierno Verde alemán con el propósito de destrozar los registros del cronómetro y… vaya si lo ha conseguido.
Y pensar que no son pocos precisamente los que sostienen que los Pony Cars no han sido concebidos para desarrollar todo su poderío en las largas rectas. Tal vez ahora y tras ver (video incluído) lo que ha sido capaz de hacer el Chevrolet Camaro ZL1 en Nürburgring cambien de opinión…

El cronómetro se ha detenido en un asombroso 7 minutos 41 segundos 270 milésimas, lo que prácticamente lo empata con autos de la talla del Porsche 911 Turbo S y el Mercedes Benz SLS AMG. Y ni que hablar que lo asemeja sobremanera a lo conseguido también por autos como el Audi R8 V10 y el Pagani Zonda S.
El mérito de lo conseguido recientemente por el Chevrolet Camaro ZL1 en Alemania se debe fundamentalmente a una serie de detalles que hacen de este auto que ha girado en el trazado de más de 22 kilómetros, algo sencillamente fenomenal bajo todo punto de vista. Los secretos de su éxito en la pista alemana radican en su potente motor LSA 6.2 Litros V8 de (nada más y nada menos) 580 CV de infernal potencia disparada al piso y un sistema de suspensión absolutamente revisado, más el apoyo de un nuevo y sensible control de tracción también debidamente adaptado para la ocasión.
Lo muy interesante de toda esta historia es que de acuerdo a lo declarado por representantes de la marca, si bien el Chevrolet Camaro ZL1 2012 no está aún a la venta, se ha asegurado que cuando llegue finalmente a la cadena de producción eso sucederá casi sin variantes de rendimiento respecto de esta unidad especial que han llevado a Alemania recientemente. Todo parece indicar que esta bestia norteamericana será verdaderamente algo de temer y más les vale a sus directos rivales que vayan poniendo las barbas en remojo… Se viene algo tremendo.

En el video a continuación… a las pruebas nos remitimos.