El Chevrolet Camaro convertible deberá esperar

chevrolet-camaro-conv01.jpg

General Motors no la está pasando precisamente bien en los últimos tiempos. Claro que no está sola en esta situación de crisis que afecta no sólo a empresas automotrices, pero como dice un refrán, mal de muchos consuelo de tontos… así que sea como sea y afecte a quienes afecte lo mejor será cortar por lo sano y tomar las medidas que haya que tomar para no perecer en el intento.

Y si se habla de cortar por lo sano, habrá entonces que saber mover las fichas que más convengan y en este caso General Motors ha empezado a descartar las fichitas que menos le van a servir en el juego inmediato.
Lo primero que aparentemente van a hacer es suspender la salida al mercado del Chevrolet Camaro en su versión convertible.

Dicen que siempre que llovió paró y seguramente vendrán sin dudas tiempos mejores para General Motors. Por el momento se sabe que el desarrollo está casi terminado, pero las proyecciones indican que no se justifica de momento sacar al mercado un modelo (Chevrolet Camaro convertible) que no ofrece garantía de altas ventas y cuyo costo de producción es por demás elevado.
Dicho de esta manera, la ecuación es muy simple: altos costos, pocas probabilidades de ventas masivas, crisis financiera internacional, (¿insalvable?) crisis económica y financiera interna (hablamos de la empresa GM) y entonces se han convencido solitos: el Chevrolet Camaro convertible deberá esperar un cierto tiempo más para ver la luz y para que todos nosotros lo disfrutemos.