Fiat cerrará durante dos semanas sus plantas en Italia por las bajas ventas

Drástica determinación si las hay, la que ha tomado la casa italiana Fiat. Desde ayer y hasta el próximo día de 7 de marzo de 2010, Fiat cerrará las puertas y detendrá la producción de vehículos en todas y cada una de las plantas industriales que tiene en territorio italiano. Los motivos no son otros más que las bajas ventas (y el notable descenso de las mismas) desde principios del corriente año hasta ahora.

Lo que parecía impensado, ahora es una durísima realidad para este verdadero gigante automotriz que alguna vez (no hace mucho tiempo) aumentaba la producción de alguno de sus emblemáticos modelos (el del Fiat 500 es uno de los casos de los que hablamos) y que ahora se ha ido en un terrible movimiento pendular hacia el lado opuesto.

La medida adoptada por Fiat Italia supone un parate en la producción de sus vehículos y la suspensión en sus tareas de unos 30.000 trabajadores. Esta situación se suma al cierre de la fábrica de la marca en Termini Imerese (ubicada en la zona sur del país) previsto para el año 2011.

Las plantas fabriles afectadas a la medida de cierre son seis en total y los trabajadores suspendidos serán incluídos en un régimen de subsidio de desocupación temporal. Desde este mismo fin de semana no se han hecho esperar las protestas gremiales y de los trabajadores en las puertas de las fábricas de Fiat en Italia.

¿Hay salida posible? Como condición indispensable para lograr salir de esta crisis, se menciona la correcta implementación de políticas de incentivo estatal para la compra de vehículos, según lo declarado por los directivos de la empresa italiana. Precisamente sobre esto último habrá que decir que el desastre que ha provocado entre otras cosas la brusca caída de las ventas de Fiat en Italia ha sido el anuncio por parte de Silvio Berlusconi, primer ministro italiano, del fin de los estímulos para la compra de vehículos.
Seguiremos el tema y sus posibles consecuencias muy de cerca.