¡Cero emisiones y alimentado con agua!

h2o-power.jpg

Una aclaración es necesaria antes de comenzar la nota: la foto no está deformada. Se trata en efecto del verdadero aspecto de este diminuto vehículo que es la síntesis de los sueños de millones de personas en el mundo, el de un auto que funcione únicamente con agua.
Y acá no habrá problemas de abastecimiento, por lo menos por el momento, ya que el agua cubre algo así como el 70% de la superficie de la Tierra. Es de esperar que el líquido elemento sea efectivamente un recurso inagotable, aunque si hacemos un poco de ciencia ficción y de acuerdo a como tratamos a nuestro planeta no sería de extrañar que nos encarguemos de terminar también con el agua… En fin, no es tema para que debatamos ahora. Lo importante acá es otra cosa…

La empresa nipona GENEPAX posee todos los derechos sobre este pequeño gigante al que con sólo agregarle en el tanque un litro de agua por día nos permitirá recorrer algo así como 80 kilómetros por espacio de 1 hora. Soñado…

h2o-power-01.jpg

El funcionamiento del auto puede darse mediante un proceso químico que sólo se nutre de aire y agua produciendo unos 300 watts de potencia que alimentan finalmente a un pequeño motor eléctrico (ubicado en el baúl) y… ¡entonces sí! este pequeño autito japonés se pondrá automáticamente en marcha y lo que es mejor, con un nivel cero de emisiones contaminantes ya que el carbono no interviene en el proceso.
Y hay más, el auto puede funcionar perfectamente con cualquier tipo de agua: de la red casera, de lluvia, salada, la que sea mientras sea agua… Genial verdaderamente.

Y como si fuera poco también se han dado conocer los valores en los que andaría este vehículo. De momento el precio de este auto “al agua” es de unos 12.000 euros (algo así como 2 millones de yenes en Japón), pero si GENEPAX se decidiera a producirlo masivamente obviamente el costo bajaría notablemente hasta los 3.000 euros y ahí sí, ¿cómo decirle que no a un autito como éste?… imposible.

¡Ah! y recordá que ya no tendrás que preocuparte por las largas colas para cargar nafta. Con un buen botellón a mano y un pequeño espejo de agua por ahí, todo andará sobre ruedas…