Carlos Sainz probó el Volkswagen Polo R WRC

Se ve bien. Suena bien. Allí está, en manos ni más ni menos que del gran, enorme campeón español Carlos Sainz, circulando a todo trapo por los caminos intrincados de la localidad alemana de Veldenz. Se trata del Wolkswagen Polo R WRC, al cual ya están tratando “como es debido” por los recovecos de la pequeña localidad alemana (esta prueba se llevó a cabo el 2 de Noviembre de 2011).
La versión de Rally del Wolkswagen Polo ha dejado atrás su edad de la inocencia, dejando de lado inconducentes exhibiciones estáticas y pasando a mostrarse tal cual es en plena acción.
De aquel interés inicial de la marca alemana por su ingreso al mundo del WRC, pasamos directamente a esta fenomenal demostración de lo que puede hacer el auto y del mejor modo posible, llevado magistralmente además por un impresionante tester (pilotos no le faltarán a la marca…) como lo es “El matador” español.

Al ver las imágenes del video que les presentamos, saltan a la vista y llaman poderosamente la atención algunas cosas, como por ejemplo la absolutamente fenomenal tenida que demuestra el auto en su andar, sobre todo en las curvas cerradas, lugares en los que prácticamente no se desliza de costado (o por lo menos no lo hace de manera tan notable). No han faltado algunos que han sostenido que el auto no estuvo andando a pleno régimen, cosa a la que, de movida prácticamente, no abonamos sobre todo si escuchamos como suena ese motor llevado de maravillas por Sainz por los senderos alemanes.
Esto que estamos planteando se aprecia muy claramente en varios pasajes del video de esta nota, pero muy puntualmente se puede ver cuando se llega a 1 minuto 09 segundos, instante en el que el Wolkswagen Polo R WRC toma una muy cerrada horquilla, mientras que su comportamiento es sencillamente increíble y estable. Digno de ver.

Habría que prestarle debida atención a los siguientes tests que se sigan realizando con este auto para seguir observando su comportamiento. Si bien falta mucho para su debut en el mundial de Rallies, la cosa no podía haber comenzado de mejor manera. Habrá que ver cómo resultan sus primeros enfrentamientos reales con los otros competidores, todos muy bravos por cierto, como los Mini, los Ford y los Citroën. El año que viene será muy particular para la marca Volkswagen, ya que seguramente no estarán presentes en todas las citas del mundial. De todos modos ya están ajustando todo lo necesario para que el debut sea inolvidable.