Si sale campéon, un McLaren LM para Lewis Hamilton

mclaren.jpg

Cuando hace casi diez años un muy joven Lewis Hamilton ingresaba al Centro Tecnológico de McLaren en Woking sus ojos no podían dar crédito a lo que veían. Allí, en la entrada al lugar y casi como esperándolo se encontraba un impactante McLaren LM en el tradicional color naranja de la marca. Por unos instantes quiso con todas sus ganas que fuera suyo. En ese momento o en el futuro.
Pero no sólo parecía que el LM lo estuviese esperando al bueno de Hamilton. McLaren con Ron Dennis a la cabeza también estaban esperando con los brazos abiertos a este talento moreno que hoy se destaca como pocos en la máxima categoría mundial del automovilismo deportivo, la Fórmula 1.

Se han cruzado varios caminos y no se trata precisamente de una encrucijada, sino de un nuevo punto de encuentro para ir hacia un lugar más seguro y confortable. En efecto, los caminos de McLaren, Ron Dennis y Lewis Hamilton se han juntado para tomar una ruta unificada, la que los llevará indefectiblemente al campeonato del Mundo.

Y de eso se trata: de que Lewis salga campeón de la Fórmula 1. Y si es este mismo año, mejor. Claro que eso tendrá enormes y merecidas recompensas. Por parte de los libros de la historia, la posibilidad para Lewis de quedar escrito con letras de molde en las páginas doradas de los grandes campeones de todos los tiempos. Y por parte de McLaren (de Ron Dennis en particular) llegará un regalo que desde hace casi diez años espera el talentoso piloto británico: el McLaren LM que tanto había soñado.

Claro que no se trata de un regalo más, de uno de esos que uno puede andar haciendo todos los días. Éste es un obsequio que vale nada más y nada menos que 4 millones de dólares. Sí, leíste muy bien. El McLaren LM color naranja (típico de los viejos colores de competición de los ´60 correspondientes a McLaren cuando representaba a Nueva Zelanda) cuesta 4 millones de billetes de los verdes uno sobre el otro y esto es algo que no puedo imaginarme.

El que sí se los puede imaginar es Lewis. Con todo lo que está haciendo sobre las fantásticas Flechas de Plata está sembrando las semillas para que a fin de año la cosecha sólo tenga un nombre: campeonato. Y de esta manera le llegarán toda la gloria y su tan deseado McLaren LM.

El auto es uno de los cinco únicos ejemplares fabricados por la marca para celebrar la victoria de McLaren (en honor los cinco modelos participantes) en las míticas 24 Horas de Le Mans de 1995 y esto lo hace todavía mucho más especial.
Esta versión del McLaren LM presenta una reducción de peso de 75 kilogramos (peso 1.062 Kg. en total), un kit aerodinámico especial, llantas especiales de 18 pulgadas de magnesio, modificaciones radicales en la caja de cambio y la famosa pintura color Papalla Orange en honor y recuerdo del creador de la marca, el genial Bruce McLaren.
Mientras tanto, Lewis Hamilton sigue soñando con su tan merecido campeonato y por supuesto con ese objeto del deseo que lo espera en la gigantesca factoría de Woking.