TATA cambia de distribuidor en España

Bien es sabido ya que la marca india TATA debe ir pensando en cambiar sus planes y buscar nuevas opciones y variantes para posicionarse (o por lo menos hacer pie) en un mercado que hasta ahora le ha sido poco simpático. De hecho desde la marca ya han empezado diferentes movidas tendientes a revertir situaciones complejas en diferentes flancos y obviamente el mercado europeo no puede dejar de verse con particular atención. Hay que pensar en el futuro.
Es por eso que TATA Motors España ha decidido a partir del pasado 31 de diciembre de 2011, cambiar su estrategia y también (no poco importante para concretar con éxito sus planes) de distribuidor en la Península Ibérica, España concretamente.

Hasta el momento la distribución de los modelos de la marca estaba a cargo del Grupo Bergé, cosa que desde inicio del año 2012 ha pasado a ser responsabilidad de Nijuler Automoción. La nueva importadora no tiene una tarea para nada sencilla y es la de por lo menos triplicar el número de unidades comercializadas en 2012 respecto de los sucedido en 2011. La idea es la de lograr vender 1.000 unidades de modelos de la casa durante el corriente año.

Si bien la red de concesionarios de venta de los modelos se mantendrá tal cual está hasta ahora, es decir 52 locales habilitados (la marca sostenía siempre que lo ideal en España era contar con no más de 31 concesionarias), lo que sí se modificará será la oferta de modelos con la aparición de tres nuevas opciones para los usuarios.
El primero de esos nuevos modelos será el TATA Vista, un auto moderno, de diseño muy agradable, con mecánica diesel de origen Fiat con 75 CV de potencia. Tendrá además buenas posibilidades de equipamiento.

Luego llegarán al mercado español las versiones renovadas de las pick up Xenon, las cuales incluirán importantes renovaciones estéticas, de equipamiento y contarán con mejoras en los motores disponibles.

También la marca tiene pensado llevar a España al Aria, casi sin lugar a dudas el vehículo más avanzado de los que produce TATA, con espacio para siete pasajeros y un motor diesel de 140 CV más un nivel de equipamiento realmente superior.

A estos modelos la marca asegura que luego se le sumarán el TATA Manza, un pequeño sedán; también muy posiblemente el 4×4 Storme (o Safari) y casi sin lugar a dudas el pequeño y vapuleado TATA Nano.

Finlamente, y no poco importante, se estima que la marca tiene planes muy concretos para llevar a Europa modelos específicos para el Viejo Continente. Mientras tanto, la cosa se renueva en España.