El Cadillac que trasladó los restos de Kennedy: subastado

A principios de los años ´80, aún estaba en funcionamiento.

También, resonaban aún los letales disparos que terminaron con la vida de John Fitzgerald Kennedy en Dallas aquel fatídico 22 de Noviembre de 1963.

kennedy-1.jpg

Todo seguía vigente. La ambulancia fúnebre y el magnicidio. El traslado. Los disparos. Los gritos de horror. La desesperación. El final de la inocencia.
Todo.

Aquel Cadillac Miller & Meteor, supo ser testigo involuntario del traslado de los despojos mortales del mandatario asesinado desde el hospital donde fue declarado sin vida hasta el Air Force One en el Aeropuerto Love Field de la tristemente célebre ciudad de Dallas, en Texas.

Las cosas de la vida, que siempre continúa de alguna manera, quiso que por alguna razón el Cadillac producido por la empresa Miller & Meteor, aquella ambulancia que había sido estrenada un mes antes de la muerte de JFK, siguiera funcionando y prestando sus servicios tal como aquel día.

kennedy-3.jpg

Un auto similar, que trasladó el cuerpo de Kennedy desde su llegada a Washington y lo llevó hasta la capilla ardiente, fue destruido luego del servicio a pedido de Robert Kennedy, hermano del presidente asesinado.
Sin embargo, este auto, el Cadillac Miller & Meteor oriundo de Dallas, no corrió extrañamente la misma suerte.

Nunca se sabrá por qué.

Pero finalmente, logró sobrevivir… entre tanta muerte.

A principio de los años ´80, a alguien se le ocurrió sacarlo de circulación y preservarlo. Después de tantos años de lúgubre celebridad, aquel viejo Cadillac Miller & Meteor, pasaba a retiro efectivo para pasar a ser una nueva leyenda y para trasnformarse en otro de los tristes testigos de aquel día de Septiembre de 1963 que dejaba su protagonismo para otros por venir.

kennedy-2.jpg

Este año, la compañía de subastas The WorldWide Group lo subastó a un afortunado que se hacía de esa manera con una parte importante de la historia norteamericana, y por qué no, de la historia mundial.

Ahora el Cadillac Millar & Meteor, el auto servicial que fue también protagonista aquel día en que se detuvo el Mundo, pasó a retiro amparado por su perfil de celebridad.
Triste celebridad.