Otro Cadillac famoso subastado: ECTO-1 de Ghostbusters

ecto-1-1.jpg

Si andás en busca de emociones fuertes, si estás dispuesto a experimentar con espectros moribundos y si estás preparado para la despareja lucha contra espíritus y fantasmas del más allá, entonces es hora de que vayas buscando un auto como este.

A mediados de los ´80 la película “Ghostbusters” (Cazafantasmas) causó sensación en un mundo que se seguía rindiendo ante un género tan fantástico como necesario.
La bizarra imagen de aquellos tres locos vestidos con mamelucos y provistos de “ametralladoras mata fantasmas” supo ser un ícono del cine fantástico y liviano propio de aquellos días. Pero en este caso, lo que nos ocupa es un auto, “el auto” de la película… (no podía ser de otra manera)…

ecto-1-2.jpg

En efecto, el trío en cuestión viajaba en un despampanante Cadillac Miller & Meteor del ´59, mezcla de ambulancia, coche fúnebre, micro escolar y station wagon, reformado a más no poder.
Su nombre es ECTO-1 y con un valor de 150.000 dólares es ahora propiedad de un afortunado y excéntrico fanático que lo habrá depositado en un no menos extravagante garage personal, luego de retirarlo del Volo Auto Museum en Estados Unidos.

ecto-1-3.jpg

Rodeado de mangueras, tuberías y hasta escaleras, el ECTO-1 se transformó en un compañero inseparable de esos tipos que salían por la ciudad como desesperados detrás de almas y espíritus corruptos y hasta se convirtió en el verdadero ícono del film. Aunque (si bien con algunas reformas) no fue el único film en el que participó.

Este Cadillac Miller & Meteor le compite en grado de celebridad a otro con aristas muy diferentes. Hablo del auto similar pero versión 1963 que ofició de traslado del cuerpo de John Kennedy luego de sus asesinato (del que ya nos hemos ocupado en coches20.com).
En este caso el auto no está original al 100% ya que se lo ha utilizado en algunas otras películas y sufrió algunas modificaciones.

ecto-1-4.jpg

El hecho de haber tenido que “devolvérsele su aspecto original” (el del film), mediante alguna que otra restauración, ha hecho que el auto no tenga efectivamente el valor monetario esperado… Aunque sí lo tiene desde lo afectivo.
El ECTO-1 de Ghostbusters fue “la figura” de la película para muchos.
Para los que lo pudimos disfrutar desde la butaca y para los que lo descubren recién ahora.