Un Audi Q7 “de la cabeza” en Holanda

audi-1.jpg

El dueño de este Audi Q7, un desconocido holandés común y corriente, siempre se los advirtió a sus amigos y conocidos: el hecho de manejar este vehículo alemán “lo ponía de la cabeza”… y finalmente lo demostró.

No hay drama, por suerte no hay que lamentar víctimas, tampoco daños materiales de importancia, tan sólo algunos pequeños golpes y rayaduras en el techo que pudo resistir perfectamente al percance…

Por una plácida ruta holandesa venía este buen hombre llevando en un pequeño trailer su reluciente Q7. Todo se desarrollaba normalmente y el viaje parecía no presentar sorpresas, pero como ya sabemos la vida siempre te da sorpresas y esta vez no se hicieron esperar…

audi-2.jpg

Algo extraño habrá sucedido, finalmente el trailer “capotó” y dejó a la Q7 “patas para arriba” en medio de la cinta asfáltica. Ahora quedaba demostrado, cuando este rubiecito holandés sale con su Audi Q7 se pone definitivamente “de la cabeza”… Fijate si no…

Lo notable es que una vez que la dieron vuelta para que vuelva a ver al mundo desde el ángulo que todos vemos, la Q7 accidentada no tenía grandes daños. Fue bueno para su dueño saber que ante una contingencia de este tipo su vehículo sería capaz de resistir más de lo pensado.
Este buen hombre siempre se jactó de conocer todos y cada uno de los detalles de su Audi, sin embargo ese día le tenía preparada la sorpresa que su monótono viaje parecía haberle negado: desde ahora conoce a la perfección el límite de resistencia de su Audi Q7.

Lo que se dice una auténtica desgracia con suerte