Button dice que está bien donde está

button-y-honda-f1.jpg

Hay una frase que dice que a medida que el carro comienza a andar los melones que lleva se acomodan solos…
Y puede ser que sea cierta, por lo menos en este caso de la abrupta salida de Honda de la Fórmula 1.
Las reacciones lógicas y esperables no tardaron en llegar. De la sorpresa y consternación iniciales hasta el enojo más enconado, en el medio hubo de todo. Comentarios, conjeturas, especulaciones y más enojo todavía fueron moneda corriente en este culebrón que aún no ha terminado… es más, casi está recién empezando.

Y si de enojos iniciales hablamos, no habrá que dejar de recordar el del mismísimo Jenson Button que acababa de firmar un nuevo y largo contrato con Honda F1 y que todavía no sabe en qué pedal de acelerador estará apoyando su pie el año que viene…
Button reaccionó como se esperaba, con bronca y con toda la desilusión a cuestas cargando duro sobre los popes de Honda por hacer movimientos que han provocado que deba cambiar la montura en medio del río…

Y si lo de Button era esperable, la reacción de la gente de Honda fue, por lo menos, conciliadora a sabiendas de la “macana” que se habían mandado con Button. Eso terminó provocando que se diera una suerte de situación de equilibrio, que calmó un poco las revueltas aguas y que hizo que el diálogo vuelva a su cauce normal.
Por eso es que ahora Jenson Button declara lo que declara, por ese equilibrio encontrado y porque en definitiva no tiene tampoco muchas chances para el 2.009.
La cosa lo tomó por sorpresa y ya casi todas las butacas están ocupadas, de manera que se ha hecho a la idea, se ha tratado de serenar y finalmente se ha hecho carne eso de que está felíz en donde está…
Sea por conformismo obligado por las circunstancias o sea por propias convicciones lo concreto es que Button sostiene que a esta altura de las circunstancias la mejor opción con la que cuenta hasta el momento es quedarse en donde está y esperar por los nuevos propietarios del ahora ex equipo Honda de Fórmula 1.

Anta la insistente pregunta de los periodistas sobre ¿cuánto tiempo está dispuesto a esperar? Button dijo que aún no lo tiene decidido, agregando que nadie puede asegurar cuál es la mejor decisión a tomar en estas horas complicadas.
Sea como sea, el inglés declaró ante la ola de rumores, que para nada tiene pensado tomarse un año sabático, cosa que considera nociva para cualquier piloto en los tiempos que corren.
Ojalá no se quede a pie.