Saab busca desesperadamente un inversor ¿norteamericano?

La de Saab es, sin más vueltas, una historia que a esta altura de las circunstancias parece eterna, interminable, infinita. Pero tratándose de un verdadero gigante de la industria automotríz, no se puede mirar hacia otro lado como si nada pasara. El tema es ya demasiado pesado y preocupante como para no prestarle debida atención.
Saab viene tambaleando desde hace largo rato y ya las ha pasado casi todas en esta inédita crisis que vive. Paros en la producción, despidos, cierres intempestivos, de todo como en botica…
Sin embargo, parece que ha surgido una luz al final del túnel (esperemos que no se trate de un tren que viene de frente…). En referencia directa a ésto, diremos que ha sido Tim Colbeck Reuters, directivo de la empresa sueca, quien recientemente ha declarado que la marca se encuentra a las puertas de un importantísimo y vital acuerdo con una empresa norteamericana, lo que le daría el aire (y el dinero) suficiente para revertir la dramática situación que está atravesando actualmente.
Lo mejor del caso es que también ha dicho que las conversaciones son serias, concretas y van por buen camino.

La empresa norteamericana, de la que no se ha revelado el nombre, inyectaría una fenomenal inversión para Saab, lo que generaría mucha liquidez en muy poco tiempo para que la firma sueca salga del estado de coma. Hace poco, el 5 de Agosto de 2011, se decretó el cese de pagos a sus empleados debido a que no llegó a tiempo la ayuda económica de parte de Gem Global Yield Fund Ltd., que había adquirido 5 millones de acciones de Saab con anterioridad. Con esa situación, los proveedores de la marca sueca se le “han venido al humo” (léase: le han caído encima) para que finalmente haga frente a sus compromisos y eso no puede menos que inquietar e incomodar a los popes de la casa sueca.

La crisis de Saab, esa misma que describimos como eterna, viene ya desde el año 2008, momento en el cual se desató una tremenda crisis global en la industria automotríz. Desde ese entonces la marca sueca no ha sido capaz de generar beneficios bajo ningún concepto. Tan grave es la situación que parece va a cambiar en poco tiempo más. Todo parece indicar que efectivamente llegará el nuevo inverson que tratará de tomar control del tema para revertirlo de una vez por todas… y que Saab pueda mirar al futuro con otros ojos…