El Bugatti Veyron ya tendría sucesor

bugatti-veyron-grand-sport.jpg

Lindo dolor de cabeza debe estar teniendo por estas horas Franz Josef Paefgen, el jefe de Bugatti. Pero lindo de verdad, de esos que uno quisiera tener… ¿Por qué? muy sencillo, porque la casa italiana (esa misma que es leyenda y que sin embargo está siempre al borde de la desaparición) ya tiene que ir pensando en el sucesor del magnífico Bugatti Veyron.

¿Y cuál es el problema? se preguntarán ustedes. ¿Dónde está lo problemático del caso? Y… es que no será nada fácil reemplazar al Bugatti Veyron. O mejor dicho, puede ser que rremplazarlo sea fácil, pero la tarea complicada radica en superarlo… y ahí empiezan esos dolores de cabeza de los que hablábamos.

El tiempo (como los Bugatti) es veloz. Así decía una vieja canción de David Lebón y como para terminar de demostrarlo basta con darse cuenta que hace muy poco teníamos las primeras impresiones sobre el nuevo Bugatti Veyron Grand Sport y ni que hablar de lo reciente de su presentación y ya estamos hablando del modelo que lo reemplazará…
Esto es así, te quedas quieto y te llevan puesto…
Y Bugatti esto lo sabe y por eso ya se mueve, rápido, velóz, ágil, como los productos que fabrica.
¿Cómo se hace para desarrollar un auto que supere las bestiales características del Veyron? Nosotros no lo sabemos concretamente, pero puede que la gente de Bugatti sí lo sepa y en eso andan.

Ya se habla concretamente de un superdeportivo que a partir del año 2.012 rompería todos los esquemas y todos los moldes y que marcaría nuevos y definitivos rumbos y tendencias para los autos de su tipo. Paefgen a esta altura del partido ya no descarta nada y hasta cabe la enorme posibilidad de que se estudie hacer un auto que podría funcionar a biocombustibles o diesel. Todo vale y … todo está en veremos, pero lo concreto es que ya empezó la cuenta regresiva hacia el nuevo modelo y en consecuencia ya se acerca la “fecha de vencimiento” del genial Bugatti Veyron.