El Bugatti Veyron cuesta en la India 2.581.000 Euros

Parece mentira, pero hoy en día se puede llegar a pagar la abultadísima cifra de 2.581.000 de Euros por un auto. Claro que… no se trata de un auto como cualquier otro, no es uno común y corriente: hablamos del Bugatti Veyron, rabioso, incontrolable, infernal…
La casa Bugatti anuncia que se comienza con la comercialización del impactante modelo (Bugatti Veyron 16.4 Grand Sport, más concretamente) en la India y la noticia no caerá en balde, por supuesto. Es que para poder acceder a una de estas bestias motorizadas habrá que contar con nada más y nada menos que la cifra anteriormente mencionada: 2.581.000 de Euros, o lo que es lo mismo, 160 millones de Rupias (hablando de la moneda corriente en la India).

¿Y a qué se debe esa exhorbitante cifra para poder quedarse con un Bugatti Veyron en la India? Muy simple: los elevadísimos impuestos para ingresarlo al país, que en este caso ascienden al 110% del valor total del auto.
Aquellos que quieran adquirir un bello y excitante Bugatti Veyron en la India, deberán ser expertos en el arte de tener paciencia (aunque con esa billetra no creo que se hagan demasiados problemas…) ya que desde que se firma la orden de compra del vehículo hasta que se produzca finalmente la entrega pueden llegar a pasar entre seis y ocho menos como mínimo.
Así las cosas, Bugatti no es la única marca de autos de este nivel y costo que ofrece sus modelos en la India. Ya, marcas como Rolls-Royce, Jaguar y Land Rover, venden sus autos en terriorio indio y ahora además de la llegada de Bugatti con el Veyron, podría sumarse a esa selecta lista el nombre de Ferrari. Al respecto se sabe que la casa del Cavallino Rampante piensa desembarcar en la India con su magnífico modelo California el cual, si bien incrementará también su precio de venta al público a causa de los impuestos, será sensiblemente más barato (si cabe la palabra) que el Bugatti Veyron.

Contrariamente a lo que muchos puedan llegar a pensar, la India es una tierra de enormes contrastes (algo bastante difundido a lo largo y ancho del planeta, lamentablemente). Hay allí muchísima gente con alto poder adquisitivo y muchísima con recursos que no alcanzan para cubrir las necesidades básicas. Sin embargo las grandes marcas pelean por estar allí y ofrecerle sus modelos más caros y selectos, como en este caso.