Bugatti Veyron Blue Centenaire en Ginebra: hermosa decepción

veyronbluecentenaire2009

Las expectativas eran enormes, perdón corregimos y lo diremos con mayúsculas: ENORMES. Pero una vez descubierto el secreto de Bugatti en el Salón de Ginebra, la decepción fue casi tan ENORME como los castillos en el aire que se habían construido a su alrededor.
Ya habíamos anticipado que la marca italiana presentaría en la muestra suiza una edición especial del Veyron al que llamarían Blue Centenaire. Se hablaba de una versión que fácilmente llegaría a los impresionantes 1.350 CV de potencia y cosas por el estilo.
Pues bien, los amigos de Bugatti han cumplido… de hecho han presentado al Veyron Blue Centenaire, sólo que ha faltado algo muy importante: los 1.350 CV de los que se hablaban.

El auto que acaban de presentar es tan impresionante como cualquier otro Veyron que hayamos visto y presenta como única novedad la coloración azulada especial para la ocasión, nada más.
Si es por colores especiales para el Veyron, hubo otros ejemplares mucho más llamativos todavía, inclusive uno completamente cromado, y éste que no deja de ser francamente maravilloso desde lo estético, no ha colmado las expectativas generadas en lo más mínimo.

Poco especial esta versión de la que se esperaba más, mucho más. La combinación de pintura especial azul en dos variantes (mate y metalizada) es muy impresionante y particularmente bella, pero en rasgos generales el Bugatti Veyron Blue Centenaire merecía ser otra cosa que, definitivamente, no es.
De todos modos, nadie podrá negar que efectivamente se trata de una hermosa decepción.