Brabham Grand Prix Ltd. inscripto, Jack Brabham furioso

Actualizado (9-01-13):
Esta novela comenzó allá lejos y hace tiempo, teniendo como uno de sus puntos álgidos en 2009. Esa misma novela parece haber llegado a un final (felíz para unos y no tanto para otros) en el día de la fecha, ya que la familia Brabham ha logrado conseguir finalmente los derechos sobre su propio nombre, tras el escándalo desatado entre ellos y un tal Michael Trick, quien tiempo atrás se había tomado la molestia de registrar el legendario nombre para sí mismo, llegando a utilizarlo para la preparación especial de autos e incluso casi amenazando con inscribir a un equipo para el campeonato Mundial de la Fórmula 1.
El mítico Jack Brabham, leyenda viviente y fundador de la marca con su propio nombre, hervía de la bronca y así las cosas la familia, sobre todo con las acciones llevadas adelante por su hijo David Brabham, había iniciado oportunamente las acciones legales correspondientes para que la situación se pudiera revertir.

La noticia divulgada en el día de la fecha hace referencia al triunfo legal anunciado por el propio David Brabham, obtenido en el Tribunal Superior Alemán, por lo cual los familiares y el mismísimo Sir Jack se aseguran la preservación y buen uso de su nombre de ahora en adelante, como (por otro lado) siempre debió haber sido.

Ha sido una larga y muy complicada (aunque cueste creerlo) batalla legal que finalmente ha culminado hoy con un fallo netamente favorable a los Brabham, quienes (de paso) no dejaron pasar la oportunidad para deslizar una idea que desde hace rato viene sonando en los diferentes medios especializados: la concreta posibilidad de que la legendaria marca Brabham pueda regresar por toda la gloria a la Fórmula 1 o a otros tipos de competiciones de manera oficial y bajo los mandos de la familia de origen.
David Brabham no abundó en detalles pero dejó flotando esta posibilidad aduciendo que ahora que todo se ha terminado en el ámbito legal, hay chances (sólo eso) de que el regreso se materialice de un momento a otro. Más allá de ilusiones que podamos hacernos sobre el retorno de la marca, lo concreto y muy positivo es este gran primer paso legal que hoy se ha concretado.

Nota original:
sir-jack-brabham1

No será la primera vez y todo parece indicar que tampoco será la última: Sir Jack Brabham, el glorioso tricampeón del Mundo de la Fórmula 1 en 1.959, 1.960 y 1.966, y su familia están que trinan y hechan humo por todos lados como consecuencia de la inscripción para el Mundial de Fórmula 1 del 2.010 del equipo Brabham Grand Prix Limited, nombre con el cual la empresa Formtech planea competir el año que viene en el “Gran Circo”.

En meses pasados ya había comenzado el jaleo con la presentación en salones internacionales de la gente de Brabham Racing y sus modelos de BMW tuneados al extremo y ahora se agrega esta otra gema a un conflicto que parece no destrabarse en lo más mínimo.

Jack Brabham se ha encargado de aclarar muy firmemente que grande ha sido su sorpresa y la de toda su familia ante la nueva aparición del nombre del mítico equipo que años atrás (manejado por su propio creador) ha sabido cosechar éxitos importantes en la Fórmula 1. Brabham informó que nada tiene que ver el nuevo equipo con él o sus descendientes.
Por otro lado se dijo que en ningún momento se le solicitó permiso o autorización para resucitar el legendario nombre de su equipo, al tiempo que dijo que la familia seguirá los pasos necesarios en el marco de la justicia si es que la inscripción prospera y el nuevo equipo sale a pista con ese nombre.