BMW i8 Concept Spyder

No es un concept car más, no es más de lo mismo. La casa alemana BMW se ha decidido desde hace un tiempo a lanzar su nueva “submarca” llamada “i” e inicialmente se ha despachado con dos modelos de los más interesantes: el BMW i3 y el i8. Pero lejos de contentarse con lo mostrado oportunamente, la casa de la Hélice, le está dando una nueva vuelta de rosca al i8 y nos muestra, ahora sí de manera oficial, a esta nueva variante que no es otra cosa más que el BMW i8 Concept Spyder.

La variante Spyder, la que nos ocupa en esta nota, es al igual que su hermano el i8 Coupé, un auto de tecnología plug-in, es decir que es recargable desde los tomacorrientes de la pared de tu casa. Este auto combina un motor eléctrico de 96 kW (unos 131 CV de potencia) en la parte delantera, el cual sirve para mover el tren delantero, mientras que en la parte trasera del auto se ubica un motor impulsado a nafta, tres cilindros y cilindrada (por ahora) desconocida (se dice que sería de 1,5 litros), capaz de alcanzar sin problemas los 223 CV de potencia. La potencia máxima combinada del auto es estimada en unos 354 CV finales, mientras que el par máximo es de 550 Nm.

Resulta muy interesante el modo de funcionamiento del BMW i8 Concept Spyder, ya que puede ser utilizado de diferentes maneras, como por ejemplo un auto de tracción delantera sin emisiones contaminantes, o bien un auto solamente impulsado por su motor de combustible (como un deportivo hecho y derecho) o bien utilizando las dos formas de propulsión, tener un auto deportivo con buenas prestaciones y tracción en las cuatro ruedas. Algo que es realmente muy atractivo para quienes se dispongan a manejarlo con un abanico muy completo de posibilidades.
Con respecto a las performances del auto, diremos que va de 0 a 100 km/h. en apenas 5 segundos y su velocidad final es de 250 km/h. limitados.

Lo que no se explica es la diferencia de dimensiones en comparación directa con el BMW i8 Concept Coupé. La versión Spyder tiene 4,480 metros de largo y una batalla de 2,650 metros. También hay diferencias estéticas, como por ejemplo en las puertas que en este caso son opacas, como así también (algo entendible) la inclusión de un techo plegable.
En lo que hace al resto de los detalles, hay que mencionar que sobre todo en el habitáculo y en el instrumental este auto da la sensación de estar mucho más cerca de un auto de producción que a un modelo conceptual.
Si daba la sensación de que BMW no podría mejorar y superar lo hecho con el i8 Coupé, ahora las dudas están bien despejadas. Con la llegada del i8 Spyder la casa alemana lo ha logrado finalmente.