Bizzarrini Veleno Concept

¿Te gustan los concept cars? Nos imaginamos que sí, claro, como a nosotros y si encima se trata de uno como el que nos ocupa en esta nota… más todavía. Estamos hablando del sencillamente fenomenal Bizzarrini Veleno Concept, un auto fácil de admirar pero no tan sencillo a la hora de explicar.

Esta maravilla es fruto de la creación de un estudiante de diseño, polaco el hombre, llamado Borys Dabrowsky, quien desde (casi) siempre se ha manifestado como un gran admirador de las genialidades hechas por Bizzarrini. El homenaje a la marca no tardaría en llegar, dada esta situación y tras maquinar lo suyo, se despachó con este increíble auto.

Dabrowsky es gran admirador puntualmente de Giotto Bizzarrini, creador del legendario Ferrari 250 GTO, y eso le ha servido de gran inspiración para darle forma a su modelo, teniendo en cuenta la tecnología que seguramente se utilizará en el año 2030. El Bizzarrini Veleno Concept, creado originalmente en el año 2011, se vale de un motor eléctrico a su vez movilizado por una célula de hidrógeno.

Desde el punto de vista de la aerodinámica, su carrocería es algo digno de no creer. Sus formas mejoran la eficiencia y además incluyen elementos orgánicos inspirados directamente en la naturaleza. Una de las novedades y puntos más salientes de este tan extraño concept car es el tipo de material estructural con el que está fabricado. El material se llama CentrAl y es una conjunción de otros materiales tales como aluminio, fibra de vidrio y grafito, lo que da como resultante algo muy resistente, pero a la vez muy liviano (comparable en alguna medida con la fibra de carbono, por cierto).

Pero si este tipo de cosas llaman la atención, no se queda atrás el novedoso sistema de propulsión del que se vale este auto. El mismo consta de una serie de rodillos en las ruedas (Ver la tercera foto de esta nota), lo que le permite al vehículo poder desplazarse también de manera lateral. Algo que resulta realmente muy novedoso. No caben dudas de que Borys Dabrowsky ha querido ir unos cuantos pasos adelante respecto del “grueso” de los diseñadores actuales y ha interpretado de un modo magnífico su propia visión de lo que debe ser un auténtico super deportivo en el futuro. Sólo que lo ha concretado… hoy.