Bitter Vero V8: mejoró lo inmejorable

bitter-vero-v8.jpg

Hacerse cargo de un Holden Statesman y tratar de “mejorarlo” suena casi tan imposible (y sacrílego) como si quisiéramos hacerle unos retoques a un cuadro de Leonardo o de Vincent Van Gogh.

Suena a falta de respeto. Pero en realidad es todo lo contrario en este caso. La afamada casa Bitten Cars ha tomado un Holden Statesman y lo ha llevado a un punto de exquisitez brillante y efectiva. Lo ha transformado en un excelente Bitter Vero V8.

Efectivamente, al ver este Bitter Vero V8, nos damos cuenta que el “proceso de cambio” no fue un acto equivocado. Si bien el modelo original “casi no necesita ayuda” para brillar, esta versión de Bitten le ha dado un verdadero valor agregado. Le ha dado un plus de sofisticación y glamour. Y también le ha subido sensiblemente el valor. Claro.

Los cambios son sutiles. Las modificaciones no afectan la belleza natural y original. Muy por el contrario. Los cambios de los paragolpes y los detalles en general, que sobre todo están en el interior del auto, le dan un nuevo significado y un nuevo impulso a un producto que, a priori, parecía imposible de mejorar.

No ha sido en vano la producción de este modelo especial.
No hay contras desde el punto de vista estético en esta obra. Sólo se podría indicar como negativo el hecho de que resultará ser demasiado caro en comparación con otros autos de su clase.

Pero como se sabe, hay para todos los gustos y, en definitiva, quien disponga del dinero para adquirirlo (casi 120.000 Euros) y quiera darse un “pequeño gusto” allí lo tendrá disponible…

Quien pudiera…