Bernie Ecclestone compraría el Nürburgring “Nordschleife”

La historia detrás de la lamentable bancarrota del “Nordschleife” del Nürburgring ya está empezando a parecerse a una verdadera novela de la tarde. La situación dramática del legendario trazado del infierno verde alemán no parece ver la salida y así las cosas ya se vienen tejiendo historias de lo más increíbles al respecto, sobre lo que finalmente sucederá con el circuito.
No eran pocos los que habían deslizado que sería el propio Bernie Ecclestone, el mandamás de la Fórmula 1, quien llevaría el año que viene a la categoría a ese circuito aunque no gane ni un centavo, pero según otras fuentes, el británico millonario ni lo sueña… ¿No ganar dinero con el circo de la Fórmula 1? imposible… y razón no le falta, claro.

Pero como Ecclestone no hace beneficiencia y sí hace (y muy bien) negocios, surge una alternativa que no resulta tan descabellada y que estaría en estos momentos sobre la mesa del propio dueño de la Fórmula 1. Se habla con insistencia de esta concreta posibilidad y hasta incluso ya se comenta que se encuentra en negociaciones con el actual propietario del Nürburgring. Cabe recordar que ésto no es nuevo para Ecclestone ya que es el propietario desde hace mucho tiempo del circuito francés de Paul Ricard.
El tema con el Nordschleife no se limita tan sólo a las carreras de autos y a la gran cantidad de aficionados que asisten a las mismas, sino que el negocio se extiende un poco más debido a las constantes pruebas que las diferentes marcas allí realizan en busca de records o simplemente para probar sus nuevos modelos.
Y si eso no bastara, también se agregan muchas otras actividades que congregan gran cantidad de público, como recitales de rock y otros eventos muy rentables por cierto.
Mientras pasa el tiempo y el tradicional e histórico circuito se debate entre la continuidad y la desaparición, Ecclestone suena entonces como un posible (y experimentado) salvador. Ojalá sea lo mejor.