Bentley llegó a Marruecos

Bentley

Muchas veces, las grandes marcas deciden hacer movidas que lejos están de ser entendidas por los mortales comunes y corrientes (como vos y como yo). No hablo de el lanzamiento o el diseño y las características de algunos de sus modelos (eso va en cuestión de gustos, claro), sino precisamente de decisiones empresariales y comerciales, por supuesto.
Este podría ser uno de esos casos de los que hablo, ya que la firma británica Bentley, perteneciente al complicado Grupo Volkswagen, ha determinado la apertura de un nuevo concesionario de la firma en un sitio al que –a priori- no muchos de nosotros hubiera elegido. Pero claro, nosotros no somos los genios de las financias y los negocios que ellos sí son.
La ubicación del nuevo concesionario de Bentley llama poderosamente la atención: no está en algún recóndito lugar de Europa ni mucho menos, está emplazado en Marruecos, más precisamente en la legendaria y conocida ciudad de Casablanca.

La apertura del nuevo local de la casa inglesa ha sido posible gracias a la unión con un grupo marroquí llamado Centrale Automobile Chérifienne y lo más notable es que –pese nuestras inconsitentes dudas- todo indica que en esa zona del planeta hay una elevada demanda de autos de Bentley. Así es que finalmente se ha abierto esta nueva concesionaria, este inesperado punto de venta africano que cuenta con todo lo necesario para brindar un servicio pre y post venta de primer primerísimo nivel, absolutamente Premium y acorde a las exigencias de la gente que compra estas maravillas mecánicas como la que ves en la foto.
El local cuenta con 400 metros cuadrado de superficie y un taller anexo en donde se pueden ya mismo encargar modelos como el nuevo SUV de la firma, el Bentley Bentayga o incluso el hermoso Bentley Continental GT (foto de la nota), el Mulsanne o el Flying Spur.
¿Curioso nuevo concesionario? Seguramente sí, pero al mismo tiempo –así todo lo indica- exitoso de antemano.