Bentley Continental GT Speed

Últimamente estamos poniendo la lupa sobre las actividades de los británicos de Bentley, y así como recientemente nos dábamos el lujo de darle una buena mirada a los nuevos proyectos de la marca, ahora podemos ver las fotos de un auto que será presentado en muy poco tiempo más en el Salón del Automóvil de Moscú, para luego finalmente llegar a los concesionarios de la marca en el próximo mes de octubre del corriente año 2012.

La llegada del Bentley Contiental GT Speed implica la aparición en este mundo del Bentley más rápido y veloz que jamás se haya fabricado, lo que no es poco realmente. Es que para ser más claros, daremos los números, que hablan por sí solos: 330 kilómetros por hora entregados por un motor de 12 cilindros y la friolera de 625 CV de potencia, para darle vida a una máquina infernal bajo todo punto de vista. Y hay más… mucho más: caja automática de 8 velocidades y transmisión total para completar un panorama perfecto.

El motor es un impresionante W12 6.0 litros biturbo de origen Volkswagen. Además se ha aumentado notablemente la potencia del auto y también el par motor. Lo que se dice: un combo increíble y espectacular y todo sumado a una estética sencillamente indescriptible.
Y la aceleración del auto taampoco es algo para despreciar: se llega de 0 a 100 kilómetros por hora en unos 4,2 segundos y a los 160 kilómetros por hora en 9 segundos en total.

El auto también cuenta con un interesante sistema de recuperación de energía que repercute inmediata y directamente en el ahorro de combustible. Hablando de consumo diremos que en 100 kilómetros el consumo medio se ha homologado en unos 14,5 litros, liberando 338 gr. de CO2.
Por otro lado el Bentley Continental GT Speed tiene la suspensión 10 mm. Más baja que la versión común, lo que modifica también de manera sensible el rendimiento y el andar de esta impresionante nueva versión tan veloz y agresiva.

Sobre la estética, poco y nada para decir, ya que las imágenes lo dicen todo. Un diseño excelso, bellísimo por dende se lo quiera mirar. Una belleza combinada con potencia y un rendimiento infernal.