Autos y tatuajes: una cuestión de piel

tatauajes-1.jpg

El hombre a lo largo de su vida puede cambiar muchas cosas.
Puede cambiar de trabajo. Puede cambiar sus gustos personales. También puede cambiar de religión y en muchos casos, cambia de esposa. También los hay quienes cambian de nacionalidad. También están aquellos que hasta llegan a cambiar de equipo sde fútbol y tantas otras cosas más…

Pero seguramente coincidiremos en algo, hay algo que por lo general no cambia en el hombre: su fidelidad a una marca o modelo de auto.

tatauajes-2.jpg

Existen muchas maneras de expresar esa fidelidad.
El caso más difundido es el de aquellos que siempre compran el mismo modelo, de la misma marca. Pase lo que pase.
Están aquellos que además coleccionan autos en miniatura, videos, posters, etc.

Y están los otros…
Los menos tradicionales. Los que no gustan de ser tan conservadores, tan obvios.
Son aquellos que plasman su amor incondicional sobre su piel, de una manera casi imborrable… e inocultable.

Los tatuajes son una buena manera de “no despegarse” jamás del auto o la marca de sus amores y aunque suene un tanto extremo e irracional, de eso se trata el amor… No se piensa, no se medita, se entrega mutuamente y… por lo general esa unión (como en estos casos) es para siempre…