Los Autos Locos se hicieron realidad

00_ferrari_super_especial.jpg

Cuando niño, al llegar de la escuela, no había para mí mejor ritual que el de sentarme frente al televisor con una chocolatada en la mano y esperar que empiecen Los Autos Locos.
Esto, era ineludible. Cualquier cosa podía suceder, pero ese momento no me lo quitaba nadie.
Y así fue durante mucho tiempo. Años tal vez.
Yo me convertía en un campeón todas las tardes y sorteaba todo tipo de dificultades para llegar a la meta. Gracias a ellos. Gracias a esas máquinas imposibles y de otra dimensión.

03_super_convertible.jpg

Y entonces, verlos por la tele, ya no era suficiente.
Mi mente, como la de tantos, quería que se corporizaran, que se hicieran realidad.
Y finalmente, supe que muchas veces, los sueños se convierten en realidad.

Pasaron muchos años. Demasiados para mi gusto y mi ansiedad.
Pero por fin, aquellos queridos Autos Locos, salieron a la pista. De verdad.

01_el_rocomovil.jpg

Esto sucedió hace un tiempo en el Festival de la Velocidad de Goodwood, en Inglaterra.
Allí, anualmente se dan cita los más recordados autos de competición de la historia. Los mejores autos de Grand Prix de todos los tiempos, en muchos casos, conducidos por sus nuevos dueños, millonarios coleccionistas y otras tantas, conducidos por las viejas glorias del ayer, sus pilotos.

02_espantomovil.jpg04_stuka_rakuda.jpg

En este caso en particular, salieron a rodar rememorando sus viejos pleitos en los cortos de Hanna-Barbera, los Autos Locos replicados a la perfección.
Y entonces, el ritual volvió a repetirse una vez más.
A pesar de no ser un niño ya, quise volver a disfrutarlos. Preparé una buena y cargada leche chocolatada y me dispuse a viajar en el tiempo viendo a estos magníficos vehículos, locos por cierto, como cuando regresaba de la escuela…

05_compact_pussycat.jpg06_super_chatarra_especial.jpg

Y fue un volver a vivir. Y me emocioné de ver en la pista nuevamente al Super Ferrari Special, al Rocomóvil, al Super Convertible, al Alambique Veloz, al Espantomóvil, al Stuka Rakuda, al Compact Pussycat, al Super Chatarra Special y al impactante Super Heterodino

08_el_alambique_veloz.jpg09_superheterodino.jpg

Sólo que esta vez, no tuve que desear que fueran de verdad.
Ahora, ya lo son.