Los autos del dueño de Megaupload

Kim Schmitz, no las tiene todas de su lado… por lo menos por las horas que corren actualmente. Este muchacho es el creador del famoso sitio de descargas Megaupload, recientemente cerrado por la justicia y bajo férrea investigación debido a los temas legales por todos ya conocidos. Pero ese no es el punto que más nos interesa en estos momentos. Es que además de contar con una casa sencillamente impresionante en Nueva Zelanda, este alemán con aspecto de gente simpática apodado por su entorno como “Kim Dotcom”, tenía en su infernal garaje una colección de autos francamente sensacional, como pocas otras veces vistas. Lo del amigo Schmitz era de no creer.

Había alli dentro una colección de autos de esos soñados y como aditivo pintoresco, las placas de las matrículas de cada auto eran en sí mismas un espectáculo aparte, ya verán.
En el operativo seguido en su contra a cargo del FBI (el hombre está acusado de delitos graves contra la propiedad intelectual y blanqueo de dinero, casi nada…) se han incautado lujosos y carísimos autos por un valor que ronda en estos momentos los 50 millones de dólares.

A Schmitz se le han incautado en el operativo nada más y nada menos que 24 joyas rodantes (esperemos que quienes se las llevaron sepan cuidarlas debidamente) entre las que se encontraban muchos Mercedes Benz de alta gama, pero que además incluía autos tales como un Rolls Royce Phantom Drophead Coupé, un Maserati Gran Cabrio y por supuesto otros autos muy valiosos como un Lamborghini LM002, un Cadillac Serie 62 Convertible o un impresionante Cadillac El Dorado del año 1957, entre otros.

El hombre sentía particular atracción por los autos de Mercedes Benz y eso quedó evidenciado con su galería de tres Mercedes Benz 63 AMG, un G55 AMG, un S 65 AMG y dos hermosos CL 63 AMG. Y hay más: también había en sus garajes un Brabus V12 y tres Mercedes Benz CLK DTM Edition (¡el fabricante sólo hizo 100 unidades de este modelo y Schmitz tiene tres!) con los que se estima que el alemán participó en algún momento en la Gunball 3000.

Finalmente llegó el turno de los autos “más accesibles”: un Mini Clubman Cooper S, un Toyota Vellfire y una Toyota Hilux. Las placas de las patentes de sus autos merecen un párrafo aparte en la mayoría de los casos (ver algunas de las fotos): “God”, “Guilty”, «Police», “Hacker” y la lista sigue. Parece que Megaupload ha sido sin lugar a dudas un excelente negocio. Veremos qué le depara el destino ahora…