Autos con “caja negra” en 2010

accidente-1.jpg

El drama del creciente número de graves accidentes viales y sus dramáticas consecuencias, ha provocado que las mentes de quienes velan por la seguridad vaya tan rápido (o más) que los mismísimos autos. Era necesario.

Actualmente, el número de muertos en accidentes de tránsito crece y avanza a pasos agigantados. En muchos de los casos, esas muertes se producen por los golpes y las lesiones propias de un fuerte impacto. Pero en muchos otros casos, la muerte o los daños irreversibles se dan por falta de asistencia en tiempo y forma.

Para poder minimizar las consecuencias de los accidentes y para poder recibir la ayuda necesaria en el momento preciso y con las menores demoras posibles, se ha determinado que para el año 2010, los autos en Inglaterra tengan una “caja negra” al mejor estilo de los aviones jet.

accidente-2.jpg

Cada automóvil tendrá un pequeño dispositivo en su interior, del tamaño de una Palm según se sabe, que en caso de un accidente (depende su magnitud), llamará automáticamente al 112 (el número de emergencias en Europa).
Cuando se produzca un accidente que motive la apertura de los airbag o cuando el impacto sea tan grande, como en el caso de un vuelco, el sistema se acciona solo, sin necesidad de que lo haga alguien desde el auto.
De inmediato, una central de emergencias recibirá la ubicación y el tipo de accidente que se ha producido, pudiendo de este modo enviar en el menor tiempo posible la ayuda para los accidentados.

La noticia (aunque parezca mentira) tuvo hasta el momento tantos adeptos como detractores. Sí, hubo muchos que han hecho sentir su voz contraria a este magnífico dispositivo de seguridad. Es que hay quienes sostienen que (vaya a saber uno por qué razón…) el sistema se podrá utilizar, de alguna manera, para “espiarlos” o “seguirlos”. ¿De qué o de quién querrán escapar?

Resulta francamente increíble que haya quienes hayan adoptado esta postura tan particular, pero se ha dado, es la realidad y la seguridad vial de Inglaterra se debate entre una opinión y otra.

Mientras tanto, los accidentes se siguen sucediendo y en número creciente día tras día. A pesar de quienes opinan de un modo y de los que opinan de otro, es obvio que alguna medida debía tomarse, alguna gran idea debía sacudir el adormecido mundo de quienes tienen a su cargo la seguridad vial. Y en ese sentido, este novedoso y útil dispositivo, es un gran paso hacia una mejor forma de sobrellevar las consecuencias de un terrible accidente.
De eso no hay dudas.