Autos de la Casa Real Británica: ahora con biodiesel

bentley-reina-de-inglaterra

La Reina de Inglaterra mira en la foto que encabeza la nota a uno de sus Bentley como si recién hubiera bajado de un plato volador… pero no, en realidad se está disponiendo a ingresar a una de las tantas unidades motorizadas de la Casa Real Británica destinadas a sacar a pasear a la aburrida y flemática Isabel II para que pueda tomar un contacto un poco más real y concreto con sus súbditos.
Precisamente esos autos que sirven de transporte lujoso y fuera de lo normal para la anciana monarca están siendo renovados y en muchos casos directamente reemplazados para que cumplan con las necesidades del medio ambiente, algo que en Europa se toma tan en serio.

Parece que la querida Isabel y los suyos se han tomado su tiempo para hacer que sus autos sean más amigables con el ambiente que nos rodea, pero bueno, nunca es tarde cuando la dicha es buena.

Los motores de los Bentley de la Casa Real son unos 6,75 litros V8 Biturbo de 400 CV de potencia y a partir de 2.009 serán modificados y adaptados para que puedan emitir menos CO2 y en consecuencia dañar menos al medio ambiente, usando biodiesel (léase: etanol).

Mientras tanto y como para acompañar el accionar de sus madre, el Príncipe Carlos de Inglaterra, ese polleru.. veterano muchacho que algún día se cree que será Rey, también ha modificado su flota de vehículos para hacerlos menos contaminantes. En su garaje cuenta con algunos Aston Martin, Range Rover y Jaguar. Pobre pibe…