El aumento del precio del petróleo y su repercusión en la cultura automotríz norteamericana

shell.jpg

Esta foto muestra de manera cruda y directa una de las caras que tiene el monstruo de la crisis que afecta de manera contundente a la sociedad de Estados Unidos en estos momentos.
Esta estación de servicio Shell de la localidad de Palo Alto exhibe patéticamente los precios de los combustibles que ya están llegando a las mismísimas nubes.

El precio del galón de combustible ya se está acercando a pasos agigantados a los 4 dólares y en muchos lugares de la zona de Los Angeles ya los ha superado.

El alza del precio del barril de petróleo en el mercado internacional se está haciendo notar en todo el mundo, pero en Estados Unidos el tema cobra una singular importancia ya que no han sido muchas las veces que la nación del norte de América ha soportado embates como este en su larga y rica historia.

La noticia no sería tan impactante de no ser por las repercusiones y las consecuencias que podría acarrear el tema. Los norteamericanos se han expresado a favor de un drástico cambio en sus conductas y en su cultura automotríz a raíz del aumento del petróleo y por consiguiente de los combustibles.

Según una encuesta y un estudio realizados por la Asociación Americana de la Industria de Postventa del Automóvil (AAIA) el 65% de los norteamericanos sostiene que sus hábitos se verán marcadamente modificados en poco tiempo más. Muchos opinan que lo más recomendable será utilizar mucho menos el auto y otros piensan seguir usándolo como habitualmente lo hacen pero reduciendo sensiblemente la velocidad.
Otro 30% se inclinó por la compra de una automóvil de menor consumo, un 31% compartirá desde ahora el auto para ir a trabajar con otra persona y finalmente un 24% opinó que la mejor solución para este complicado problema será la utilización full time de transporte público.

En todos los Estados Unidos el precio promedio del galón de combustible está en los 3,16 dólares y sigue subiendo cada día más. La compra y la matriculación de todo tipo de vehículos, en cambio, está en franco descenso… Imaginate por qué…