Audi A1 en Ginebra 2010

Cada vez que se presentan los diferentes modelos de las marcas en un salón internacional, de un modo u otro se destapa un favorito, uno de esos que nadie quiere perderse. El Salón de Ginebra que recientemente ha finalizado no ha sido la excepción a esa regla y como no podía ser de otra manera, de entre tantas novedades, se ha destacado particularmente la que Audi tenía preparada: el Audi A1.
Dicen los asiduos concurrentes a salones de este tipo que cuando se observa que un auto es fotografiado y en la imagen siempre aparece un verdadero gentío, eso es buena pauta de que es el más buscado en la muestra.
Eso precisamente ha sucedido con el Audi A1, ese maravilloso modelo que ha puesto sobre la faz de la Tierra la casa alemana de los Anillos para hacerle debido frente al Mini Cooper, entre otros.

El Audi A1 tiene todo lo que se le puede pedir a un Audi y a cualquier auto que pueda convertirse en un emblema dentro de su segmento.
En primer lugar se lo ve (además de sencillo y efectivo), bello, fornido, robusto, bien plantado, impactante y por sobre todas las cosas veloz, ágil y ¿por qué no? algo elegante. Pero si hay algo que también es para hacer notar en este modelo es que (y ésta es la segunda gran característica distintiva del Audi A1) se trata de un Audi al 100% de sus posibilidades.
La casa alemana de los Anillos ha logrado hacer con este modelo, uno de esos que inequívocamente son reconocidos al instante como uno de su familia.
Se remarca ésto porque no es extraño que muchas casas que estrenan un auto para un segmento en el que nunca han incursionado, dejen de lado ciertas características que hace que se aleje del “estilo de la marca”.
No es éste el caso, todo lo contrario. El A1 es un Audi por donde se lo quiera mirar.

El Audi A1 estará llegando a los concesionarios europeos de la marca antes de que llegue el verano en el Viejo Continente y aún su precio es toda una incógnita. Se estima que las motorizaciones elegidas para cuando sea comercializado serán las siguientes: 1.2 TFSI de 86 CV de potencia, 1.4 TFSI de 120 CV, en ambos casos nafteros y un diesel 1.6 TDI que vendrá con 90 y 105 CV de potencia.

Ahora sólo resta que la cuenta regresiva vaya llegando a su fin para que los primeros afortunados puedan ir adquiriéndolo. Se trata de uno de los autos más esperados de los últimos tiempos y finalmente ha llegado…para quedarse y dar mucho que hablar.