Audi le dice no a la Fórmula 1

Dicen que la vidriera de la Fórmula 1 es súmamente importante desde el punto de vista marketinero para las diferentes marcas. Esto no es ninguna novedad, claro está, sólo que algunas terminales automotrices lo toman de una manera y otras, definitivamente de otra…
Desde hace mucho tiempo las marcas de autos han venido utilizando las pistas de la Fórmula 1 como un más que válido banco de pruebas para su producción de modelos de calle, pero ahora Audi va en sentido contrario.
Si bien hace apenas un mes, Kris Nissen, Jefe del equipo de carreras de Volkswagen, había declarado que tanto Audi, como Volkswagen (de la que ya se había sabido su interés) como Porsche podrían ser opciones válidas para el ingreso del grupo a la Fórmula 1, es ahora el mismísimo Wolfgang Ullrich, Director de Audi Motorsports, el que se expresa en sentido contrario.
Sus argumentos podrán o no llamar la atención en mayor o menor medida, pero valen y están (según él) muy bien sustentados.

Ullrich le ha quitado todas las esperanzas a aquellos que podrían llegar a pensar en ver a la marca de los Anillos en la Máxima categoría deportiva del automovilismo mundial diciendo de manera tajante que Audi y la Fórmula 1 no se ajustan.
Audi viene de marcar un histórico triplete en las recientes 24 Horas de Le Mans y eso tal vez haya termiando de potenciar los rumores (sumados a los comentarios de hace un mes de Kris Nissen) sobre el posible interés de Audi por entrar al Gran Circo. Pero no.
Ullrich ha ido un poco más allá diciendo que las tecnologías se relacionan directamente con las que utilizan los clientes de la marca, por lo que los mismos se benefician por las tecnologías utilizadas por la marca a través de su automovilismo deportivo y eso (según él) no puede ser posible en la Fórmula 1. De modo que: rotundo no oficial de la casa Audi para su ingreso a la categoría.

A todo eso habrá que sumarle el tema de los costos y los presupuestos, algo fundamental en los tiempos que corren. Audi, por ejemplo, también tiene participación en el DTM y allí los costos son definitivamente más acotados, mientras que en la Fórmula 1 los equipos que pretendan estar en la cresta de la ola deben estar desembolsando alrededor de 150 millones de Euros al año, presupuesto al que no está dispuesto a someterse la casa de los Anillos.
Otra vez será.