Audi A1 Quattro

Desde hace rato que Audi, la marca alemana de los Anillos, tenía pensada otra variante del Audi A1 para que se convierta en el tope de la gama del modelo. Finalmente, la espera ha terminado y se presenta el espectacular Audi A1 Quattro. Hasta el momento de ver esta impresionante y bien reveladora galería de fotos, tan sólo conocíamos al auto a través de recreaciones o gracias a prototipos que no eran el modelo final, pero a partir de hoy podemos verlo tal cual es.

La casa con sede en la localidad alemana de Ingolstadt acaba de anunciar formalmente los planes de inicio de producción de este modelo, con la aclaración de que la misma será a través de una edición limitada que contará tan sólo con 333 exclusivísimas unidades, las cuales contarán con lo máximo en nivel de equipamiento y prestaciones.

Si tenemos que comenzar a hablar de sus principales características, debemos hacerlo por lo más importante: su motor y su potencia. El nuevo Audi A1 Quattro tendrá un motor 2.0 TFSI capaz de entregar unos 265 CV de potencia y 350 Nm, logrando además unas 6.000 revoluciones por minuto. El par estará ubicado entre las 2.500 y las 4.500 rpm. Llevará una caja de cambios de tipo manual de seis velocidades, actuando como intermediaria en el reparto de fuerza a las cuatro ruedas, todo mediante un diferencial Haldex.
Dado todo ésto, el auto logra acelerar de 0 a 100 km/h. en apenas 5,7 segundos (menor tiempo que el empleado hasta ahora) y su velocidad máxima llega sin inconvenientes a los 245 km/h.

Su estética es sencillamente inmejorable y todo se ve debidamente coronado por su nuevo diseño de llantas monotuerca de 18 pulgadas que calzan neumáticos 225/35. La suspensión delantera es McPherson y la trasera es Multilink. Los frenos bien a mano tienen discos ventilados de 312 mm. en la parte delantera y pinzas en color negro, que contrastan magistralmente con el blanco radiante de las llantas mencionadas.
Otra cosa que ha sido debidamente revisada es el ESP que se ha modificado para poder manejarse de mejor modo con el sustancial aumento de la potencia del auto.

Y si en su “corazón” es impactante, tal como ya hemos dicho, por fuera la cosa no desentona en lo más mínimo. Además del impacto producido por las llantas fenomenales, todo cae de maravillas sobre sus formas. El alerón trasero de grandes dimensiones y las entradas frontales en el paragolpes le aportan mayor excitación al conjunto que, a esta altura de las circunstancias, parece imposible de superar y todo dentro de una complicadísima sencillez, como se puede ver en las imágenes.

Quienes dispongan del dinero necesario para quedarse con uno de estos 333 ejemplares que se fabricarán, podrán hacerlo a partir de la segunda mitad del año 2012.