Quantino EV ¿Eléctrico con 1.000 km. de autonomía?

Quantino EV

Así como en este mismo espacio que nos reune, hemos venido viendo y anticipando muchas de las grandes novedades de las más importantes marcas automotríces de la industria a nivel mundial en la antesala de la nueva edición del Salón del Automóvil de Ginebra, también hacemos lugar –bien merecido, por cierto- a otros fabricantes, si se quiere menores- que mostrarán lo suyo en la expo internacional que está por llegar. Tal es el caso que nos ocupa con la gente de NanoFLOWCELL, que estará presentando al Quantino EV.
Esta marca no sorprende ya que el año pasado se había tomado el trabajo de presentar un modelo deportivo eléctrico con una muy atendible autonomía estimada en torno a los 600 kilómetros. Pero para este año, han redoblado definitivamente la apuesta y estarán mostrando en sociedad al Quantino EV, que es el super deportivo que ves en la imagen que encabeza esta nota y que –te lo aseguramos- te dejará con la boca abierta por varias diferentes razones.

Vale decir, antes que nada, que el modelo de la foto –el mismo que será presentado en Ginebra– es un prototipo que muy pronto estará entrando en la línea de producción y al que sus propios creadores presentan con unas credenciales que serán muy difíciles de igualar: se trata de un auto eléctrico que alcanza una asombrosa autonomía de 1.000 kilómetros. Con eso, todo dicho.
Pero este pequeño super deportivo tiene aún más para ofrecer y entregar, ya que inusualmente –algo que no es fácil de encontrar en autos de su especie- su velocidad máxima llega a los 200 km/h. como si nada.
Para conseguir semejantes prestaciones, la gente de NanoFLOWCELL utiliza una tecnología que no es nueva y que se ha utilizado con anterioridad pero que, no por eso deja de sorprender. La electricidad no se almacena en baterías tradicionales para este tipo de autos, sino que tiene dos depósitos llenos de 175 litros de soluciones líquidas iónicas, una con carga negativa y otra con carga positiva. Los líquidos son inyectados en células que se han diseñado y pensado para realizar la llamada electrolisis y generar la necesaria electricidad para que el auto funcione. Eso se logra además con cuatro diferentes motores eléctricos los cuales se ubican uno en cada rueda del auto.

En cuanto a su interior, se trata de un concept de configuración 2+2 que en el habitáculo –tal como sucede en el exterior- presenta un perfil claramente futurista.