Aston Martin DP-100 Vision Gran Turismo 6

ASTON MARTIN DP100 GT6

Para todos aquellos que deseaban poder llegar a disfrutarlo a través del juego Gran Turismo 6 de PlayStation –entre los que me incluyo, definitivamente- aquí está la “versión real”, la corporización a modo de modelo conceptual y único prototipo, del Aston Martin DP-100 Vision. Es una auténtica maravilla presentada en el Festival de la Velocidad de Goodwood, en Inglaterra, destinada a volarse literalmente la cabeza a los fans –por partida doble- de los videojuegos y de los grandes autos.
En la imagen que encabeza esta nota ya podes ir viéndolo. Casi como a través de un misterioso teaser, mostrando e insinuando, la marca británica se ha decidido a mostrar las formas concretas, en tres dimensiones reales, a tamaño natural, del modelo que muchos se dedicarán a “gastar” en la “Play”.

La presentación oficial de parte de la marca llega a través de un video teaser, en el cual en apenas 43 segundos pretenden que nos saquemos las ganas de saber más y más sobre esta belleza.
Si bien la marca inglesa se ha empeñado en mantener bastante reservados muchos de los datos y características principales del auto, lo que sí podemos decir es que se trata de un futurista super deportivo que está hecho sobre un chasis de fibra de carbono y que en sus entrañas –y no esperábamos otra cosa- lleva un todopoderoso motor V12.

Hace relativamente poco tiempo, hace apenas unos cuantos días, pudimos conocer a otro modelos, de otra marca también destinado al Gran Turismo 6 de PlayStation y ahora, sin respiro, llega esta hermosura sofisticada y sin igual. Todo indica que las marcas han elegido al video juego como buena plataforma desde donde promocionarse y mostrar sus nuevos y ambiciosos proyectos. La presentación de esos autos para los juegos, transformados de buenas a primeras en modelos conceptuales a escala real parece, a esta altura de las circunstancias, una oportunidad inmejorable.
El corto video al final de esta nota, insinúa mucho más de lo que muestra, pero eso no impide sin embargo que nos estemos frotando las manos del entusiasmo y que ya mismo estemos disfrutando como un niño suelto en una juguetería. A propósito de jugueterías… los dejo porque ya enchufé mi “Play”