El Aston Martin DBS2008: un auto de película

La legendaria casa británica Aston Martin, hoy propiedad de David Richards, se ha decidido. Será finalmente lanzada al mercado la versión “de calle” del increíble misil sobre ruedas que supiera utilizar el agente James Bond en su último film “Casino Royale”.

aston-martin-ok.jpg

El modelo en cuestión es el DBS nacido de la unión de dos anteriores productos de la marca tales como el DB9 y el DBR9 y será puesto a la venta para el público en general durante el primer trimestre de 2008.

Entre el auto de la película de 007 y este que será visto en las calles, sólo existen algunas mínimas diferencias, sobre todo en el sector de la parrilla delantera. El vehículo pesa nada más y nada menos que 65 kilos menos que sus predecesores y tiene 54 caballos más, logrando además acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 4.3 segundos. Su velocidad final asciende a los 302 km/h. Un producto sencillamente fuera de lo común.

El motor: otro punto destacable.
La planta motríz de este Aston Martin es igual a la del modelo RB9, un 6.0 litros V12 al que sólo se le han practicado algunas mínimas modificaciones con el objetivo de poder conservarla bien refrigerada, sobre todo teniendo en cuenta que desarrolla 510 CV. La caja de velocidades tiene 6 marchas manuales y el peso total es de 1.695 kg.

Más datos.
La suspensión del DBS funciona de forma independiente, con un paralelogramo deformable y barra estabilizadora para ambos ejes. También, para notar, es que la suspensión se adapta a 5 diferentes modos. Se puede variar el reglaje en forma automática.

Las dimensiones.
Esta coupé de tracción trasera agresiva y sofisticada mide 4,72 m. de largo, 1,90 m. de ancho y tan solo 1,28 m. de altura. El despeje del suelo es mínimo y sus dimensiones generales parecen calcadas de las del modelo DB9.

Los materiales.
Tal como es la tendencia desde hace un tiempo, los elementos de la carrocería y el chasis son variados, encontrando partes de aluminio, magnesio y por supuesto fibra de carbono.

Equipamiento.
Para que este bólido de características infernales pueda desarrollar todo su potencial, también es necesario que el set de neumáticos haga su parte. El DBS2008 calza neumáticos Pirelli P Zero de 245/35 20” en el tren delantero, mientras que en el trasero lleva unas de 295/30 20”.

Para poder controlar adecuadamente las altas temperaturas y ser definitivamente más resistentes, los discos de freno son hechos de cerámica, siendo sus dimensiones de 398 mm. adelante y de 360 mm. atrás.

Sorprendente es también la calidad del equipamiento del que dispondrá directamente de serie: seis airbag, control de estabilidad, faros (con un agresivímo diseño tanto en el frente como en la cola del auto) de xenón, programador de velocidad, climatizador, dirección de asistencia variable, asientos de tipo deportivo con ajuste electrónico, tapizados de cuero, navegador con “hard disk” incorporado, conexión Bluetooth para teléfono celular móvil y equipo de audio “Dolby Pro Logic II” con un amplificador de 700 W.

Conclusiones.
El auto, si bien ya ha sido “adelantado” en la película de célebre agente secreto inglés, es novedoso y es un producto que desde entonces es altamente esperado. Su aspecto general es sumamente compacto, agresivo y fino al mismo tiempo con ese toque de “vintage actualizado” que se nota sobre todo observándolo de frente.

Un producto que la empresa británica espera rinda en el mercado europeo todo lo que se está esperando. Sus prestaciones lo colocan en competencia directa con otros super veloces como el Chevrolet Corvette Z06, el Porsche 911 Turbo y el monstruoso Lamborghini Gallardo.

El Aston Martin es, si puede aplicarse el término, un “auto menos veloz” que sus competidores, los cuales poseen un motor menos potente pero sensiblemente más ligero.

A partir de principios de 2008, los más exigentes amantes de los autos veloces podrán entonces subirse a uno de estos pura sangre modernos sin tener que soñarlos frente a una pantalla de cine como si fuera una imposible misión de James Bond.