El Aston Martin DBR9s se viste con los colores de Gulf para Le Mans 2008

aston.jpg

Se cumplen 40 años de la primera gran victoria histórica e internacional de Ford en las 24 Horas de Le Mans de 1968. El triunfo no fue uno más. Ford quería demostrarle a Ferrari en primer lugar y a los grandes monstruos europeos, que también sabían y podían ganar… y no hubo mejor momento y mejor lugar que hacerlo en el circuito de La Sarthe

La magnitud de aquel triunfo se agigantó con los años y el culto por el auto que lo había logrado no deja de sorprendernos año tras año. El Ford GT40 había entrado definitivamente en la historia grande… y ahora 40 años después, otra gran marca, miembro del grupo, le está por rendir un merecido homenaje.

En efecto, en la grilla de partida de las próximas 24 Horas de Le Mans 2008, veremos un Aston Martin DBR9s en la categoría GT1 con los colores de Gulf.
Esos clásicos colores, azul, celeste y naranja son el sinónimo indiscutido del éxito deportivo en carreras clásicas y de larga duración.

aston-2.jpg

Le Mans tal vez sea la más emblemática y es por esto que el Aston Martin DBR9s lucirá esos colores justo en esa carrera, rememorando aquella jornada gloriosa de 1968, para reverdecer laureles propios y ajenos.

Aston Martin deja de esta manera el clásico verde inglés que lo identifica tan bien, para rendir tributo a dos íconos indiscutidos de las carreras de autos de todos los tiempos: el Ford GT40 y los gloriosos colores de Gulf Racing.