El IFR Aspid ya tiene sus primeros compradores

ifr-aspid.jpg

El British Motor Show celebrado en Londres ha servido de generosa presentación de este extrañísimo “todoterreno” llamado IFR Aspid. Decimos, como entonces, que se trata de un todoterreno ya que el aparato ha sido homologado para andar por terrenos que ameriten una buena jaula antivuelco, como médanos por ejemplo, como así también rutas o las mismas calles de la ciudad.
Con apenas 700 kilogramos de peso, el Aspid ha sabido opacar a otras estrellas del Salón de Londres sin importar galardones ni antecedentes, como así tampoco nombres por más importantes que fueran. El IFR Aspid ha sabido capturar la atención de los visitantes de la muestra, lo que además ha servido como válido puntapié inicial para que la empresa IFR ya esté buscando una apropiada red de concesionarios para poder distribuír su nueva creación a nivel internacional.

El interés que ha provocado en el público el IFR Aspid ha sido tal que ya mismo hay un centenar de pedidos del auto y sendos pedidos de prueba que se llevarán a cabo por rutas catalanas, las mismas que durante un lapso de casi cinco años han servido de banco de pruebas para el modelo.

Las personas que integran la larga lista de interesados deberán aguardar su turno para poder disfrutar del IFR Aspid tal como ellos desean ya que se espera que la empresa fabrique no más de 50 unidades al año (menos de un auto por semana…). La mayoría de los interesados en quedarse con uno de estos autos ha optado por la versión que entrega 400 CV gracias a su compresor y que cuesta nada más y nada menos que 135.000 euros.
Ahora sólo resta que la cuenta regresiva de inicio para que primero los puedan probar y luego (con un poco de paciencia) terminen sentándose frente al volante de uno de estos Aspid que finalmente será suyo.