IFR Aspid en el Salón de Londres

aspid-01.jpg

El British Motor Show 2008 ha servido una vez más para conocer esos autos que no están en las grandes vidrieras y que sin embargo tienen mucho para mostrarnos. Los esfuerzos personales e individuales de cada uno también tienen su lugar bien merecido en eventos como éste y en esta oportunidad llega a nosotros el fantástico IFR Aspid, un curioso deportivo español producido por la empresa IFR Automotive a cuya cabeza se encuentra el ingeniero Ignacio Fernández Rodríguez.

El IFR Aspid es un auto bastante particular ya que no sería equivocado decir sobre él que se trata de un “todoterreno”… ¿Cómo es eso? Muy simple, este bicho español está homologado para correr en una pista de tierra con arneses y jaula de seguridad, pero también está homologado para andar por un circuito normal y si es que así lo prefieren, volver andando por nuestra ciudad.
El IFR Aspid puede circular por donde sea y si tienen unos 95.000 euros (sí, leyeron correctamente) podrán hacerlo suyo sin más vueltas.

aspid-02.jpg

Un precio a mi entender bastante desmedido para la oferta que nos hacen, ya que después de todo si bien tiene formas y características que prometen cautivarnos por completo tampoco es un pura sangre hecho y derecho, pero cada uno sabe lo que hace con su dinero.
De todos modos el auto no es nada despreciable y sino, fíjense en algunos detalles…
Se trata de un bólido que tiene como una de sus principales características la increíble reducción de su peso que apenas anda por los 700 kilogramos. Si a esto le sumamos que está prácticamente construído en aluminio y fibra de carbono y algunos otros detalles de aerodinamia, veremos que la propuesta entonces empieza a tener otro caríz.

aspid-03.jpg

Y seguimos. Tracción trasera, caja de seis velocidades y un motor de 2 litros de cilindrada relativamente pequeño que entrega unos 270 CV pero que con la ayuda de un compresor puede llegar a los 400 CV y que prácticamente llega de los 0 a los 100 Km/h. en unos 2,8 segundos (aquí no hay ningún error… lo hace en menos de 3 segundos…), todo da forma a un paquete que ahora sí, ya ha terminado de atraparnos por completo… y para terminar de redondear la cosa, nos falta saber que alcanza los 250 Km/h.

La marca tiene entre sus planes la fabricación completa de uno de estos por semana y mientras tanto lo llevaron a Londres para que empecemos a calentarnos bien la cabeza…
Lo han logrado.