Ariel Atom 700

Si alguna vez hemos deslizado aquí en este espacio que hay muchas maneras de hacer un auto como un Ariel Atom, los amigos norteamericanos de DDMWorks, lo han entendido a las mil maravillas. Vean ustedes mismos.
Estos grandes y competentes preparadores que tienen su sede en Virginia (Estados Unidos) se han destapado con una versión de esta rareza sobre ruedas pero la han dotado de ciertas características dignas de toda admiración. Antes que nada, bien vale una sabia aclaración de parte de la gente de DDMWorks. La misma dice que seguramente se haga necesario un buen curso de manejo deportivo antes de sentarse al volante de este Ariel Atom 700 que, dicho sea de paso, tiene una relación peso / potencia prácticamente idéntica a la de un auto de Fórmula 1. Dicho así, al pasar, da miedo: 657 kilogramos de peso en total y la friolera de (ni más ni menos) 700 CV de potencia final. Para decirlo de otra manera mucho más clara y gráfica: la misma potencia que nos puede entregar un infernal Lamborghini Aventador, cuyo peso (algo no menos importante) es de 1.575 kilogramos. Lo que se dice, un auto sencillamente infernal por donde se lo mire.

Y este auto tan particular, llama la atención por fuera, con su retorcida estructura y con casi todo a la vista, pero también sabe cautivar por la planta motríz que lo hace movilizar: un motor 2.0 i-VTEC fabricado por la casa japonesa Honda, al que los preparadores norteamericanos le han instalado un compresor volumétrico y también un turbocompresor Garrett GTX3076. También le han instalado un intercooler de dimensiones considerables y algunas otras cosas que llevaron su peso original de 456 kilogramos a los actuales (ya mencionados) 657 kilogramos.

Con lo referido a las prestaciones finales del auto, no es mucho lo que se ha difundido, pero así las cosas de todos modos se sabe que este auto podría acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en algo menos que 3 segundos (2,9 segundos para ser más precisos).
¿Su velocidad final? No son pocos los que aseguran que este bicho puede llegar sin el más mínimo problema a los excitantes 300 kilómetros por hora.
¿Y cuánto costará esta rareza preparada por la gente de DDMWorks? Como referencia, para tener una idea, el Ariel Atom “normal” cuesta unos 43.000 euros. A juntar dinero si es que quieren darse un gustito…