Una ardiente limusina en Madrid

Limusina-en-llamas

No amigos, no se trata del adelanto de la famosas fallas valencianas… es algo que como en otros casos similares, causa un profundo dolor y eso que esta impresionante limusina no es mía…
El hecho ocurrió a la vista de todos los que transitaban la Gran Vía de Madrid, en España, a la altura del 30/32. ¿Duele? ¡Claro que duele y mucho…!
Vean si no…

Se trata de una impresionante limusina Lincoln Royal de impecable color blanco que ya no es lo que solía ser.
Imprevistamente este vehículo comenzó a arder mientras se encontraba estacionado en una de las zonas más concurridas de la Gran Vía y ante el estupor generalizado (algunos se tomaron el tiempo de grabar el momento una y otra vez para la posteridad) comenzaron las tareas para apagar las llamas que salían desde su interior.

Afortunadamente no hubo que lamentar víctimas, tan sólo los numerosos y costosos daños materiales, fundamentalmente en el interior del lujoso coche.
Las autoridades hablaron de un posible cortocircuito como la causa principal del incendio pero aún eso está por verse… Incluso hay quienes sostienen que dentro de la limusina podría haberse producido un “chispeante y fogoso encuentro” entre el propietario y una pulposa dama, con el consiguiente fogonazo que vemos en las imágenes… en fin…

Afortunadamente todo quedó en un susto… y una abultada cuenta en el taller. Son cosas que suceden.