Otra vez el apellido Senna sobre un Fórmula 1

bruno-senna-01.jpg

Hay muchas maneras de honrar un nombre ilustre en el automovilismo. A través de la producción de un auto, con un simple recordatorio, la memoria colectiva, la continuidad de otra generación, de otro ser que (como en este caso) lleve su apellido.
Para todos aquellos que disfrutamos del ensordecedor ruído de un motor pura sangra de la máxima categoría del automovilismo deportivo mundial, para quienes nos emocionamos al ver caer una bandera a cuadros ante el paso triunfal de un auto de carreras, para todos aquellos que no podemos dejar de recordar las hazañas del mítico e inigualable Ayrton Senna en las pistas, lo de ayer no puede pasarnos inadvertido.

bruno-senna-02.jpg

Es que Bruno Senna, sobrino de Ayrton, se subió ayer por primera vez (oficialmente) en su vida a un auto de Fórmula 1 iniciando lo que parece ser su camino hacia una butaca estable en la categoría.
Lo de Senna no pasó ayer por marcar tiempos importantes (no lo hizo, tan sólo se ubicó en un 15° lugar entre los participantes de las pruebas en Barcelona), ni por deslumbrar como sabía hacerlo su tío. Lo de ayer fue pura emoción al ver otra vez ese casco amarillo con franjas azules y verdes asociado una vez más a la marca Honda.

La relación Senna y Honda es muy fuerte. En Japón, Ayrton Senna, es tal vez uno de los máximos héroes deportivos tras la consecución de los títulos mundiales de 1.988, 1.990 y 1.991 y la oportunidad de hacer sentar a otro piloto con el mismo ilustre apellido en uno de sus autos les quita el sueño.

bruno-senna-03.jpg

Y a Bernie Ecclestone le sucede lo mismo… los negocios son los negocios los nombres (apellidos en realidad) importantes atraen muchos billetes. Sucedió hace un tiempo con los Fittipaldi, Hill, Andretti y Villeneuve de “nuevas generaciones” y sucede hoy en día con apellidos como los de Rosberg y Piquet. A ellos puede estar por sumarse nuevamente el de un muchacho (relativamente grande para comenzar en la Fórmula 1 ya que tiene 25 años…) que lleve el apellido Senna.

bruno-senna-04.jpg

Hoy la Fórmula 1 tiene a sus campeones reconocidos y futuristas: ahí están Alonso, Räikönen y Hamilton. Muchos dicen que Bruno Senna puede algún día estar dentro de ese grupo de selectos pilotos acostumbrados a levantar varias veces una copa. Si algo de la sangre de su tío, con ese fuego sagrado, corre de la misma manera por sus venas posiblemente lo logre y pronto, aunque no habrá que perder de vista, ni ahora ni nunca, que se trata de otra persona, de otro ser, que se parece mucho físicamente y que a muchos nostálgicos nos viene a llenar un espacio que (contra su voluntad) dejó libre el recordado Ayrton.
No habrá que presionarlo. No habrá que hacerle creer algo que (por ahora) no es. Y no habrá que pedirle que haga cosas que pertenecen en el imaginario popular y en los libros de historia, a otros…

De todos modos es bueno verlo sobre un Fórmula 1, hoy como probador, mañana nunca se sabe…