Anticipo para Ginebra: Honda Civic Prototype

HONDA CIVIC PROTOTYPE

La marca japonesa Honda sabe muy bien que el Honda Civic es -acaso- el modelo de su gama de ofertas que mejor se vende no sólo en el continente europeo, sino también en muchos otros mercados automotríces del mundo. Eso no significa, claro, que esas mismas buenas ventas (que efectivamente eso son) colmen definitivamente sus expectativas, ya que se sabe que los planes de comercialización de la firma nipona con este gran modelo fueron inicialmente mucho mejores que lo que finalmente terminó sucediendo en la realidad.

Así las cosas, Honda ha pensado (y con muy buen tino, por cierto) en darle una vuelta de rosca a la cuestión apostando de lleno a una plataforma global para el Civic pero dotándolo de ciertos toques especiales o específicos para cada mercado en donde se lo comercialice.
Eso mismo ha dado origen al modelo que ya mismo estás viendo en la imagen que encabeza la nota y que será presentado formalmente en la próxima edición del Salón del Automóvil de Ginebra. Se trata del Honda Civic Prototype, el auto que nos estará mostrando y adelantando las líneas y los diferentes criterios estéticos de muchos otros modelos de la casa japonesa que estarán llegando en el futuro inmediato.
Respecto de este modelo que recibirá diferentes pequeñas características especiales en diferentes sitios del mundo, lo que te podemos decir (más allá de este primer teaser) es que sólo dispondrá de la carrocería compacta de cinco puertas (Hatchbach), descartándose por cmpleto las variantes coupé y sedán.

Si bien en la foto que te estamos mostrando, en donde se ve la parte trasera del auto, claramente se observa que hay un trabajo rabioso en cuanto a deflectores y elementos aerodinámicos, también hay que decir que los diseñadores de la marca optaron en términos generales por líneas bastante austeras o, si se quiere, sobrias para lo que es la generalidad del mercado de autos actual.

No se han aportado datos respecto de sus posibles opciones de motorización, para lo cual deberemos esperar (ojalá sea antes) hasta la apertura de la muestra internacional en donde será presentado en sociedad. Mientras tanto, y como anticipo del salón, bien vale ir frotándonos las manos ya que lo poco que vemos nos gusta… y mucho. Demasiado.